¡Bienvenidos!
Esta es la región Khannos
Toda una basta y amplia región donde se puede circular tranquilamente, y en paz. Actualmente, algunos pokémon legendario comenzaron a despertar de su largo sueño por una fuerza extraña que los provoca a surgir y causar destrucción.
¿Estas conectado?
Bienvenido Invitado
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Estación
Estamos en Otoño
Las hojas comienzan a caer, algunos arboles están cambiando su color y el clima se tiñe de colores anaranjados y rojizos. El frío es cada vez más fuerte, no estaría mal tomar un poco de té y disfrutar de como la brisa se lleva todo.
¿Quien esta en linea?
Los usuarios conectados del foro
¿Quién está en línea?
En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 38 el Sáb Abr 05, 2014 9:07 pm.
Ultimos temas
Aqui las ultimas respuestas
Últimos temas
» My princess is in another castle? (Reto Gimnasio)
Miér Jun 01, 2016 10:32 pm por @ Mr. Pokémon

» Vida, Mucha vida.
Mar Feb 03, 2015 10:20 am por Slaine

» Innocent Malice ♀♥♀ (AFILIACIÓN NORMAL)
Mar Ene 20, 2015 9:56 am por Afiliador

» Before the lights [Élite]
Dom Ene 04, 2015 9:33 pm por Afiliador

» # Bloody Rose {Elite}
Dom Ene 04, 2015 11:11 am por Afiliador

» Kagerou Rol Project {Afiliación Élite}
Vie Ene 02, 2015 3:38 pm por Afiliador

» Tienda Pokémon
Jue Ene 01, 2015 2:16 am por Amelia C. Rose

» Cierre de temas (continuación)
Miér Dic 31, 2014 6:14 am por Amelia C. Rose

¿Sabias qué...
Datos curiosos del foro

Reproductor
Escuchemos un poco de música

Khannos by Ren Akahoshi on Grooveshark
Creditos & Copyright
¡Muchas, muchas y muchas gracias!
Pokémon Khannos ha sido diseñado por el usuario y WM Shia Akatsuki. Las imágenes fueron tomadas de © zerochan. Prohibido la redistribución de códigos e imágenes del foro sin el previo permiso respectivo al Staff.

¡Muchas gracias a Our Source Code y a A Thousand Fireflies por los tutoriales y códigos brindados respectivamente, para dejar el foro como se encuentra en apariencia.

Personajes y conceptos de Pokémon no son propiedad del foro. Pokémon es perteneciente a Satoshi Tajiri y Nintendo.
  • ¡Bienvenidos a la Región de Khannos! Región donde la diversidad de Pokémon es variada y de escenarios bellos y coloridos. Todo en esta región se encuentra en harmonía, sin embargo, un nuevo poder comienza a aparecer entre las sombras, tratando de poder buscar el secreto que oculta esta región, y con ello, liberar un nuevo poder que devastaría el mundo entero, ¿Te atreves a buscar ese poder para el bien, o para el mal?
    Enlaces Rapidos
    Prueba
    Prueba
    Prueba
    Prueba
    Prueba
    Prueba
    Prueba
    Prueba
    Ultimas Noticias
    dd-mm-yr Hola, soy una noticia kawaii.
    dd-mm-yr Hola, soy una noticia kawaii.
    dd-mm-yr Hola, soy una noticia kawaii.
    dd-mm-yr Hola, soy una noticia kawaii.
  • Awards de Octubre
    Mejor personaje masculino
    Fulanito
    Perfil
    Mejor personaje femenino
    Fulanito
    Perfil
    El más kawaii del foro
    Fulanito
    Perfil
    El más badass del foro
    Fulanito
    Perfil
    El más sexy del foro
    Fulanito
    Perfil
    La pareja del Mes
    Fulanito
    Perfil
    Avatar o Firma del Mes
    Fulanito
    Perfil
    Usuario de Mes
    Fulanito
    Perfil
  • Staff Administrativo
    Nombre Cul
    Titulo otorgado
    Mensaje Privado
    Perfil
    Nombre Cul
    Titulo otorgado
    Mensaje Privado
    Perfil
    Nombre Cul
    Titulo otorgado
    Mensaje Privado
    Perfil
    Nombre Cul
    Titulo otorgado
    Mensaje Privado
    Perfil
    Nombre Cul
    Titulo otorgado
    Mensaje Privado
    Perfil
    Nombre Cul
    Titulo otorgado
    Mensaje Privado
    Perfil
    Nombre Cul
    Titulo otorgado
    Mensaje Privado
    Perfil
    Nombre Cul
    Titulo otorgado
    Mensaje Privado
    Perfil
FOROS HERMANOS
Amour Sucré
AFILIADOS ELITE
Crear foro South University Shinobi Wish Crear foro El ultimo cosmos Crear Human Desire Wings of Freedom Hidden Truth Painful Liberty Etherion Fairy Ratbag Punce .:Magatsu World:. Strange Land! Golden Age Road to Shinobi Psycho-Pass RPG Fairy Tail Chronicles Psycho-Pass RPG Academia Sora

Memories and Feelings [Privado: Yato]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Memories and Feelings [Privado: Yato]

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 01, 2014 8:32 pm

El cielo parecía estar más azul que nunca y las nubes le adornaban de una forma tan maravillosa que la gente tomaba fotos para guardarlas y conservarlas. Parecía un lugar de película con sus casas de estructuras orientales y la comodidad era latente para todos. El aire era perfecto para pasar un día en la calle y pasear un rato.

Pero Hiyori no había ido para hacer eso, ella se encontraba ahí por una razón, específicamente una persona.

Aún recordaba cuando unas semanas atrás se había despertado en un banco en el parque de diversiones, totalmente sola y con un pañuelo en su cuello. El cual aún estaba ahí como si se hubiera pegado en aquel lugar de su cuerpo. Las borrosas imágenes de su mente aún seguían latentes pero Tono le dijo que él viaja mucho, y que el lugar que más frecuentaba era Skyblue Port.

¿Quién era él? Ni ella misma lo entendía. Tono le había dicho sobre que había sido amiga de alguien desde hace un tiempo, pero que esa persona desapareció un día de la nada, sin dejar rastro. No le dijo si había sido hombre o mujer, sin importar cuanto insistiese sobre ello. Pero su corazón sí sabía.

Él.

¿Quién eres? —se preguntó a sí misma, caminando por el muelle que estaba en ese lugar, viendo a la lejanía, sin un punto exacto al cual buscar.

La gente paseaba, saludándose cuando se encontraban con algún conocido, mientras que ella estaba aislada, perdida en sus pensamientos mientras observaba el mar sin fin de ese lugar. El sonido de los barcos llenaba el ambiente, junto con las habladurías cerca, haciendo que Hiyori supiera que era una ciudad bastante animada y alegre.

Pero ella era incapaz de disfrutarlo cuando él faltaba.

Su corazón volvió a pincharle, como si algo verdaderamente valioso le faltara en su vida día a día, pero no lograba entender qué era, por lo que le dolía inmensamente al saber que algo no estaba bien.

¿Dónde estás? —susurró mientras sus ojos se empañaban.

Creyó que ir a Skyblue le daría las respuestas, pero al contrario, simplemente le daba más preguntas y dudas que le llenaban la cabeza.

Cuando intentaba recordar algo de los meses pasados, simplemente había borrones, y espacios negros que jamás volvían y cuando lograba ver un destello de algo, su cabeza vibraba tan fuerte que no podía analizarlo.

Aquel fastidioso día del parque de diversiones, que al llegar a la casa y hablar con Tono, llorando como si no hubiera mañana, sus padres habían entrado por la puerta, viéndola sollozar en los brazos de su pokémon y preocupados le preguntaron qué sucedía. Y cuando ella les contó, ambos la llevaron al hospital.

Lo peor era que ni los doctores entendían cómo había perdido la memoria. Nadie sabía nada y ella estaba con un espacio en negro durante los últimos meses.

Sus padres habían contratado a los mejores tutores para que recordara lo que había visto en clases, porque ni siquiera eso había logrado quedarse, así que, por consecuencia, estuvo un tiempo sin asistir a su escuela.

Aunque sus amigas la visitaban seguido para animarla y contarle todo lo que había sucedido en la escuela desde que perdió la memoria.

Un día ella les preguntó sobre si había alguien sobre quien hablara seguido o que le visitara, seguramente sus amigas sabrían algo de esa persona. Pero no fue así. No sabían nada y como último recurso de saber, el por qué del gran vacío dentro de sí, fue con Tono.

Aunque éste se negó a decirle algo. Decía que era una gran tontería y no valía la pena hablar de ello. Cuando Hiyori escuchó esas palabras volvió a llorar, sin saber la razón, y gimió diciendo que no era cierto. Lo cual era aún más desconcertante. Estaba defendiendo a alguien que no conocía.

Y los días pasaron y pasaron, hasta que Tono aceptó a contarle un poco sobre él. Le dijo que siempre la visitaba sin faltar, que siempre estaba preocupado por ella, que siempre que iba de viaje regresaba y le compraba un pequeño recuerdo donde había estado y… que siempre le sonreía y bromeaba con ella.

Hiyori sintió su corazón apretarse, y le rogó que le dijera más, alguna pista de esa persona, lo que fuera y entonces le comentó que siempre iba a Skyblue… donde se encontraba en esos momentos.

Aún no entendía cómo sus padres le dieron permiso, pero allí estaba. En Skyblue Port junto con Tono, pero éste estaba en el hotel, porque no había tenido ganas de salir.

Sin embargo, era mentira. Tono estaba en el hotel, porque si se llegara a encontrar con aquella persona, no quería ver la expresión de su rostro. Siempre lo había detestado con toda su alma, pero aquel día, cuando Hiyori —su Hiyori—, había llegado llorando por su pérdida de memoria… llegó a implorar que él regresara.

Porque su Hiyori se había ido con sus recuerdos, siempre que había estado sonriendo y animada desde que había conocido a aquel sujeto, su rostro siempre estaba lleno de felicidad, aunque a él no le gustara. Y después de aquel espantoso día, ella siempre estaba decaída, aunque sonriera se notaba que le faltaba él.

Y detestaba admitirlo, pero quería a su Hiyori feliz de vuelta, y si tenía que estar él para que fuera así… pues que regresara. Y rápido.

Mientras, Hiyori seguía perdida en sus pensamientos, hasta que alguien le agitó el hombro para hacerla reaccionar.

Hola —escuchó y cuando estaba volteando, un chico de sonrisa fácil le estaba mirando—. Mira, quería preguntarte si viniste sola…

No tenía que decir otra cosa, la joven comprendió al instante que intentaba ligarla, pero ella no podía… de alguna manera su corazón estaba sellado para todos, y el pañuelo que adornaba su cuello lo demostraba.

No vine sola… Vine con alguien —dijo sonando segura de sí misma—. Así que te agradecería que por favor te retiraras.

Su voz sonaba calmada, cuando dentro de sí estaba nerviosa, ojalá aquel sujeto tomara la indirecta y se fuera, no quería tener que defenderse por sí sola o algo parecido.

Pero es que mira, sólo quería invitarte un… no sé, un helado o…

En serio que no puedo, lo siento.

El tío suspiró, retirándose para volverla a dejar sola en su espacio de aquel muelle, y el sonido de las olas hizo que volviese a perder sus pensamientos hasta que volaron como aves recién libradas de una jaula.

Volviendo al día que recordaba antes de que su memoria se perdiese.

Recordaba perfectamente cuando salió de la escuela, y unas chicas chismorreaban sobre alguien bastante atractivo, y sus amigas también le dijeron. Y… cuando volteó para ver qué tanto observaban todas…

Su memoria fallaba y no recordaba nada de ahí hasta el día del parque.

Dios… ¿por qué no podía recordar nada? Quería sus recuerdos con tal desesperación que imploraría por ellos todos los días si fuera necesario. Su mano tomó con fuerza el pañuelo, apretándolo como una forma de liberar su tensión aunque no sirviese de mucho.

Volvió a mirar el cielo, bajando hasta el mar. Aquel azul… hay un azul que le gustaba. Y mucho. Un azul imposible de describir, pero que era tan cristalino que… ¿dónde había visto ese azul? Sólo sabía que era su favorito, aunque no lo encontrara en ningún lugar. Pero existía uno que de alguna forma… le hacía estremecer.

Sus ojos liberaron aquellas lágrimas reprimidas que había estado guardando desde hace mucho, pero no salía ni un solo sonido de su boca. Y cuando pararon, sólo pudo sentir un nuevo vacío en su corazón, uno tan profundo que ni llorar podría ayudarle a llenarlo de nuevo.

¿Qué me pasa? —susurró mientras tocaba su pañuelo con suavidad, esperando que aquel objeto al que tenía un inmenso cariño, sin saber por qué era así, pudiera darle las respuestas a todas las preguntas que tenía.

Pero no era así y a ella le dolía el hecho de que lo más probable es que jamás recuerde a aquella persona, según las palabras de Tono, le tenía tanta importancia y cariño.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Memories and Feelings [Privado: Yato]

Mensaje por Yato el Jue Mayo 01, 2014 10:10 pm

Era otro largo día dentro de aquella base escondida que poseía el Team Ylision, no le gustaba estar allí, pero desde el incidente con la muchacha se había tendido a encerrar (con un humor terrible) en ese lugar, casi como si no quisiera nunca más relacionarse con los demás.
Los papeles estaban pulcramente ordenados, mientras no tenía nisiquiera papeleo que hacer. Él de por sí era bastante ordenado, sin embargo que fuese así de aplicado era raro, más si se trataba de una tarea aburrida como esa. Tirado sobre el escritorio, cerró los ojos, acurrucado en sus brazos, como si aquello fuese a lograr que el tiempo pasara rápidamente.

Un vacío en el estómago (que no era por hambre, pero de todas formas comía para intentar llenarlo) apareció nuevamente, obligándolo a levantarse y caminar hacia la cafetería, en donde la mayoría del grupo se alimentaba.
Notó varias miradas sobre él, curiosas por la repentina desaparición del muchacho, sin embargo no le importó. Ya allí, sacó una gran cantidad de comida y se sentó para comenzarla a comer como si no hubiese mañana.

Estaba en medio de su… festín, cuando escuchó una conversación que le llamó bastante la atención por el tema trivial que se hablaba.

A Maike lo rechazaron — se burlaron un grupo de hombres mientras bebían cerveza — Al parecer ni un helado aceptó la muchacha ¡Apenas lo dejó hablar!

Se escuchó unas  estruendosas risas que llenaron el lugar, causándole una extraña molestia, sin embargo sabía en parte a qué se debía: Si él no era feliz los que sí le molestaban ¡Era un egoísta! Y lo sabía muy bien.

De todas formas la chiquilla es una delicia — habló otro — Pero ha estado un buen rato allí parada, haciendo nada… Quizás deberíamos hacerle una pequeña visita entre nosotros ¡No puede decirnos que no! Y si lo hace… ya verá

Los miró de reojo, contándolos, eran aproximados unos 5 hombres. Realmente no le importaba el tema y lo que pretendieran hacer con la chiquilla ¿Para qué estaba allí en primer lugar? Sólo un estúpido iría allí, sabiendo que por los alrededores había un grupo de vándalos o algo similar.
Siguió comiendo hasta que uno, el famoso Maike comenzó a describirla, llamándole un montón la atención.

Tenía una cara de rasgos suaves y una ropa de señorita con dinero — habló mientras se comenzaba a referir luego de su cuerpo en sí, como las curvas o las piernas, pero eso no tenía ningún interés en el muchacho — Y por una rara razón usaba un pañuelo de color celeste ¡Ni combinaba con su ropa!

Abrió los ojos mientras se atragantaba con un poco de comida, llamando la atención de unos cuantos que parecían preocupados por su líder. Sin embargo él tenía sólo un pensamiento en su cabeza: Hiyori. Una parte deseaba que ella estuviese allí, lamentablemente su lado racional le indicaba que era… peligroso.
Notó como los hombres se levantaban de su asiento alertándolo. Realmente no quería entrometerse en temas que no le incumbían, así que suavemente (llevándose un par de galletas) se deslizó por la puerta siguiendo a los hombres. Caminó suavemente para que no notaran su presencia, saliendo de la guarida que escondían recelosamente.

Ya afuera llegaron a aquel muelle que se extendía horizontalmente casi hasta perder la vista ¿Cuánta coincidencia había de que fuese ella? Ninguna, simplemente era un maldito paranoico. Los hombres apuntaron a una muchacha que pudo reconocer a mucha distancia, no sabía por qué, pero sabía que era ella (quizás era porque su corazón se había acelerado de manera impresionante).

Mierda — susurró mientras tenía en cuenta la ventaja que los hombres tenían de él, por lo que comenzó a correr

Rogaba a un ente superior que lograse llegar antes que le hicieran algo, no tardó mucho cuando se posicionó detrás de uno de los hombres, notando como habían rodeado a la pobre muchacha. Soltó un carraspeo, mientras los miembros del Team Ylision se volteaban a verlo con mala cara ¡Después de todo estaba interrumpiendo su festín! Cuando notaron quien era, parecieron palidecer.

Señores, yo me haré cargo de la invitada — sonrió amablemente mientras los hombres retrocedían ante el muchacho — Si no es mucha molestia, claro está

Todos asintieron en silencio dejando a ambos jóvenes solos. Una parte de él quería lanzarse sobre ella y abrazarla, de todas formas no podía hacerlo ¡Había llegado tan lejos como para fallar ahora!

Deberías irte de aquí, éste no es lugar para chiquillas como tu — habló serio, mientras las palabras parecían dolerle a sí mismo — Supongo que ya lo has notado…

Su mente le pedía a gritos que se fuese o perdería la cordura el tenerla tan cerca, sin embargo su corazón rogaba porque se quedara con él… para siempre, si era posible.

Yato
Líder YLision

Líder YLision

Mensajes : 772
Fecha de inscripción : 22/03/2014
Localización : En mi Base, duh(?)

Volver arriba Ir abajo

Re: Memories and Feelings [Privado: Yato]

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 03, 2014 12:33 am

Mientras aún observaba a lo lejos, notó que unas personas estaban cerca de ella así que volteando logró verlas. Sus sonrisas eran aterradoras y no parecían querer algo pacífico, cuando la empezaron a rodear, Hiyori empezó a calcular mentalmente si podía derrotarlos y después salir huyendo de allí, pero parecía ser que nada estaba a su favor ese día.

Señores, yo me haré cargo de la invitada. Si no es mucha molestia, claro está.

Una persona pareció salir de la nada, haciendo que todos palidecieran aunque no parecía ser más fuerte que ellos. Quizá era el líder o algo así, pensó la joven desconfiada.

Deberías irte de aquí, éste no es lugar para chiquillas como tú. Supongo que ya lo has notado…

Su mirada se levantó hacia él, mientras abría sus ojos con enormidad al encontrar aquel azul que no conocía pero que anhelaba ver. Su corazón pareció latir con mayor velocidad, mientras que sus mejillas aglomeraban un pequeño rojo en ellas.

Y-Yo… —susurró insegura.

No podía irse, no podía… lo que buscaba estaba allí y la seguridad que tenía le daba valor para enfrentarse a lo que sea. Inclusive al líder de aquellos matones. Aunque los ojos del sujeto intentasen sumirla, no dejaría que eso sucediera.

Mira, Machomen —le dijo mientras colocaba su dedo índice en su pecho, golpeándolo ligeramente—. A mí no vienes y me dices qué hacer.

Cuando se dio cuenta, estaba cerca de él haciendo que su cuerpo se estremeciera, como si… como si lo conociera. Pero era imposible, se dijo, jamás había visto a un sujeto tan mandilón como él en toda su vida.

Vine a buscar a alguien —declaró.

¿Por qué le estaba diciendo? No entendía. Las palabras habían salido de su boca antes de que pudiera detenerlas y… no se arrepentia o algo parecido. Era como si hablar con él fuera fácil… ¡No! Pero apenas hace unos segundos había pensado que era un mandilón… ¡un líder de los matones!

Y no dejaré que algo como esto me distraiga… Es alguien muy importante… o eso creo.

Acomodó su pañuelo ligeramente, y cuando volvió a ver al sujeto juraría que vio un pañuelo en su cuello, uno exactamente igual al de ella, pero… Sacudió su cabeza ligeramente ante esos pensamientos, él no tenía ningún pañuelo y no tendría por qué. Parecía que se había vuelto loca.

Además de que lo que había dicho no tenía mucho sentido. Ay, Hiyori, ¿por qué no piensas antes de hablar? Soltó un suspiro mientras veía que se encontraban solos, los otros matones ya no estaban y, de alguna manera, estar a solas con él hizo que su corazón diera un vuelco… o algo parecido.

Quiero encontrarlo, ¿sabes? —dijo mientras su mirada se perdía en los ojos de él—. Me han dicho que me tenía cariño y yo a él… ¿por qué me dejó entonces?

Cuando hubo terminado de decir eso, su mente pareció volar, no sabía qué decía ni el por qué, tan sólo… quería desahogarse con alguien.

¿Si esa persona me quería por qué me dejó? —susurró—. Tono dijo que siempre me visitaba y que desapareció…

Las lágrimas volvieron a su mirada, dejándose caer y unos suaves sollozos los acompañaban.

Igual que venía mucho aquí, pero no sé quién es, ni cómo es —dijo soltando una risita—. Tono no quiso acompañarme, seguro era chico sino estaría encantado…

Ya no sabía ni con quién hablaba, para ella sólo estaba diciendo lo que pensaba, sobre aquella persona que le abandonó, que se fue sin dejar rastro aunque le faltase…

No sé… Le extraño mucho… y sé que era importante para mí… pero no recuerdo nada…

De repente su mirada, perdida y fija en los ojos del muchacho, volvieron, haciendo que Hiyori se sonrojase mientras se alejaba un poco soltando una risa nerviosa.

Dios mío… olvida todo lo que he dicho, ¿sí? No puedo creer que te haya dicho eso —susurró mientras le sonreía con torpeza limpiando sus lágrimas—. Quizá y tienes razón, debería irme y volver… uh… en alguna otra ocasión.

Volvió a acomodar su pañuelo, como si éste le escondiera de todo ser vivo que estuviera allí, aquel objeto siempre le daba tranquilidad y una paz que nunca comprendería el por qué.

Y —agregó—: No me voy porque me lo hayas dicho, eh.

Le miró un poco más, en específico a sus ojos, su azul era… simplemente perfectos… Además de que él… él… Su cabeza pareció palpitar, con un dolor tan agudo que Hiyori tuvo que sostener su cabeza junto con una mueca de dolor.

M-Mi cabeza duele…

Como siempre le sucedía cuando intentaba recordar lo que sucedió en los últimos meses, pero esta vez el dolor fue más insoportable, inclusive un suave gemido de dolor salió de su garganta.

¿Qué le sucedía?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Memories and Feelings [Privado: Yato]

Mensaje por Yato el Sáb Mayo 03, 2014 10:52 am

Sabía que Hiyori estaba algo intimidada por su presencia, después de todo ¿Qué podía pensar de él ante la retirada de lo demás? No le importó, después de todo había cortado lazos con ella o eso creía.
Esperaba espantarla y que no regresara más, no había otra razón para tratarla de aquella manera… Seguramente si ella lo siguiese recordando él se le habría abalanzado encima para otorgarle un cálido abrazo, lamentablemente las cosas eran distintas, ahora él ya no era un simple miembro más de Ylision.

Vio algo sorprendido como la muchacha se sonrojaba un poco, para luego enfrentarse a él, no puedo evitar ahogar una risa al ver aquello ¡Realmente se veía muy mona así! En aquel momento recordó el por qué de su encantamiento ¿Cómo olvidarlo? Era ella completa.

Calmó un poco sus risas para escuchar lo que tenía que decir.

—Vine a buscar a alguien

“¿Qué?” Pensó su mente al notar como parecía ser que ella sabía algo sobre el tema ¡Si le había borrado la… Tono. Nunca había pensado que aquel pokémon podría delatarlo ¡Si lo odiaba! Frunció el ceño al notar su estúpido error, por eso ella debía estar allí.

Ella pareció sincerar sus sentimientos ante un completo extraño para su persona, sin embargo a él cada palabra parecía dolerle más que la anterior, no podía arruinar sus esfuerzos hasta ahora, tenía que seguirlos para cuidarla a ella.

—¿Si esa persona me quería por qué me dejó?

La respuesta era tan simple, pero tan difícil de comprender que no podría explicársela, a menos que… le contara la verdad. El verla sufrir así le estaba afectando, lo suficiente como para hacerlo pensar “¿Hice lo correcto?”  Su mente le había dicho que el tiempo parecía curar todas las heridas ¿Por qué ella no podía olvidarlo como todos los demás lo hacían? No entendía.

Una parte de él se tranquilizó al notar como Hiyori hacía ademanes de irse, quizás el haberla visto no era tan malo, unos días atrás se había asustado al no poder recordar el sonido de su voz, ni su risa… ¡Maldición! ¿Por qué se lastimaba a sí mismo?

Notó como a la muchacha le parecía doler la cabeza ¿Qué sería? Aquel gemido le había alertado, por lo que se acercó a ella preocupado… mucho para su gusto, por lo que se separó de ella casi a los segundos de notar su error.

¿Estás bien? — preguntó algo alejado de ella —Maldición…

Realmente sabía que le ocurría, de hecho hasta ahora le sorprendía que no le hubiese pasado al verlo: los efectos secundarios que provocaba la famosa poción. El hecho de tener ese vacío provocaba que su mente al intentar recordar colapsara.

Hiyori… Y-yo — habló mirando el suelo ¿Sería capaz de decírselo? — Yo conozco a la persona que buscas, te puedo llevar a donde él está, después de todo eso que llevas en tu cuello le pertenece

Sintió como un peso salía de su cuerpo para adquirir otro ¿Qué le diría? No era tan fácil, por lo que…

Sin embargo debo advertirte… que a quien buscas es — hiso una pausa mientras cerraba sus ojos — El Líder del Team Ylision ¿Aun así quieres verlo nuevamente?

La miró serio, toda aquella alegría que solía adornar su rostro había desaparecido, porque para él la respuesta era tan importante que por dentro moría por escucharla.

Yato
Líder YLision

Líder YLision

Mensajes : 772
Fecha de inscripción : 22/03/2014
Localización : En mi Base, duh(?)

Volver arriba Ir abajo

Re: Memories and Feelings [Privado: Yato]

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 03, 2014 6:44 pm

¿Estás bien?  Maldición…

Su cabeza simplemente pinchaba cada vez más fuerte, hasta que  poco a poco dejó de hacerlo, permitiendo a la joven abrir los ojos con cuidado. ¿Qué le pasaba? Nunca le había dado tan fuerte y de esa manera… seguro que algo ahí tenía que ver con sus memorias, ya que sólo le daba cuando quería recordar algo.

Hiyori… Y-yo, Yo conozco a la persona que buscas, te puedo llevar a donde él está, después de todo eso que llevas en tu cuello le pertenece.

¿Q-Qué? Su corazón volvió a palpitar emocionado, aquel sujeto sabía… pero… ¿cómo sabía su nombre? ¿Ella lo había dicho? Retrocedió un par de pasos mirándole con un poco de desconfianza, estaba segura que no había dicho nada sobre ella…

Tocó inconscientemente su pañuelo, le pertenecía a otra persona, y era de él, Dios mío, qué nervios. Quizá conocía su nombre porque él le había hablado de ella… era lo más seguro, es decir… que podía confiar en ese chico.

Sin embargo debo advertirte… que a quien buscas es…

¿Quién era? Cuando los ojos del sujeto se cerraron, el miedo se instaló en su mente, diciéndole que huyera lejos de ahí, que algo muy malo iba a pasar. Pero su corazón no, éste le gritó que se quedara, que necesitaba escucharlo.

El Líder del Team Ylision ¿Aun así quieres verlo nuevamente?

Por unos pequeños segundos, estaba segura que su corazón había parado, estaba sorprendida… pero no tanto como debería. ¿Por qué? La mirada sería que le dirigía hacía entender que estaba hablando en serio.

No era un juego.

Él era malo, alguien que era parte de las personas que hacían daño a las demás, todo lo que Hiyori detestaba con toda su alma. Y ni siquiera era un miembro, no. Era el líder. El que mandaba. El que decía qué tenían que hacer…

Ay, no. ¿Qué haría ahora?

Su cuerpo estaba congelado, no sabía qué hacer. Había decidido ir a encontrarle y preguntarle por qué se había ido, por qué la había dejado. Pero ahora que sabía eso…

¿Cuál era la decisión correcta?

No hay decisión correcta.

Si decidía verlo, era entrar en la boca del lobo, no sabía qué podrían hacerle, no sabía si aún era aquel chico que la visitaba siempre, el que le tenía cariño. ¿Y si había cambiado?

Pero si se iba… jamás podría superarlo. ¿O quizás sí?

Lo que decidiera iba a lastimar su corazón o su moral.

Lo más prudente sería irse, olvidar conocer a aquel chico que no recordaba, pero siempre tenía la necesidad de saber cómo era y quién era. Pero dolía tanto pensar hacer eso que nada en ella se ponía de acuerdo.

Abrió su boca pero no salió ni una sola palabra. Volvió a cerrarla. ¿Qué podía decir en una situación así?

Su mente trabajaba tan velozmente que la única respuesta correcta ya la sabía. Irse de ese lugar, decirle a Tono que ya no tenía deseos de ver a nadie y nunca más volver a Skyblue.

Pero… Hiyori…

Quiero verle —su mano se extendió hasta tomar el brazo del chico—. Quiero juzgarlo por mí misma si sigue siendo aquel chico que conocí… pero no recuerdo.

Su mirada estaba decidida, quizá estaba cometiendo un error, una decisión imprudente y bastante estúpida que quizá la meta en un lío del que nunca saldrá. Aun así… ella simplemente no podía creer que el propietario del pañuelo fuera alguien malo.

Finalmente estaba firmando una sentencia. No sabía qué consecuencias tendría, y su mente le gritaba que no hiciera eso, pero ella estaba en paz. Quizá para los demás fuera la peor decisión del mundo, pero para ella… era la mejor que podría tomar jamás.

Ella misma será la que decidiera si es bueno o malo, ella misma será la que decida si sus actos son injustos o no. Ella misma… haría su destino.

Por favor… llévame con él.

Una sonrisa dulce se formó en sus labios. Le daba igual todo, aunque él fuese malo, ya vería ella qué haría, pero por ahora… quería volver a sentirse llena… quería llenar ese vacío tan profundo que tenía desde que se levantó en el parque.

Y ahora tenía la oportunidad para hacerlo. Y por los dioses que no desperdiciaría esa oportunidad.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Memories and Feelings [Privado: Yato]

Mensaje por Yato el Sáb Mayo 03, 2014 7:21 pm

La muchacha se tardaba. Sabía que era una difícil decisión pero la espera lo estaba matando, su cuerpo tiritaba el tan sólo pensar que ella se iría, después de todo tenía razones para hacerlo… él era el líder y ella simplemente seguía un vago recuerdo en su mente.

Hiyori separó sus labios para responderle, sin embargo ninguna palabra salía de allí, causándole una terrible crisis interior ¿Qué haría si ella no lo veía más? Vivía toda su vida amargado, porque dejar al Team era algo imposible, más ahora que debía encargarse de ser uno de los pilares.

—Quiero verle. Quiero juzgarlo por mí misma si sigue siendo aquel chico que conocí… pero no recuerdo.

Sus ojos se abrieron mientras su corazón parecía querer salirse de su pecho, nunca había sentido tanta alegría, no importaba como lo veía ahora ella parte de su mundo, por no decir que era la gran parte. Su instinto le pedía ¡No! Le estaba mandando a que se abalanzara sobre ella en un abrazo, para no dejarla ir nunca más.

Ella era única y eso ahora lo sabía.

A pesar de que su mente estaba siendo bombardeadas de ideas sabía lo que tenía que hacer, no podía simplemente ir allí  y abrazarla, podría asustarse o tener un colapso, su mente era muy frágil, más si contaba que él era el culpable.

—Por favor… llévame con él.

Sonrió complacido por la propuesta de la chica, ahora sí estaba seguro de que si antes la había alejado de él para protegerla, ahora tendría que esforzarse el doble para hacerlo teniéndola a su lado, no había otra.

Tus deseos se han escuchado fuerte y claro — sonrió mientras se alejaba unos pasos de ella — Hiyori Iki

La observó unos segundos, pensando en cómo se lo diría de la manera más sutil posible, no quería romperla ahora que había decidido quedarse con ella por siempre… si era posible.

Pero para llevarte hacia donde él está necesito que cierres los ojos unos momentos — mintió mientras le guiñaba un ojo — no te preocupes, nada malo te pasará mientras yo esté aquí

Esperó que ella por fin los cerrara para caminar detrás de ella de forma suave, para que no lo notara (o eso pretendía). Con cuidado desabrochó aquel pañuelo que la muchacha traía, sabía que Hiyori lo sentiría, pero era necesario que él hiciera aquello.

Ya desatado se lo colocó en donde siempre solía estar, sintiendo como éste aun tenía el calor sobre él. Una calma pareció apoderarse de él al sentir la prenda sobre él, como si algo dentro de sí hubiese regresado.
Caminó frente a ella manteniendo una distancia prudente, no quería asustarla, no ahora que estaba tan cerca de conseguirlo…

Bien — habló mientras se encontraba serio, mientras por dentro se forzaba por que esa sonrisa boba no saliera de sus labios — Puedes abrir los ojos, él está aquí, ha venido a buscarte...

Esperó que ella le hiciera caso, seguramente estaba algo (o muy) confundida, sin embargo aprovechó aquello para seguir su monólogo.

Es bueno verte de nuevo Hiyorín — sonrió de aquella manera especial que sólo ella conocía — Ésta vez me presentaré como se debe, mi nombre es Yato… Yato Kamiya

Hacía tanto que no pronunciaba su apellido, que parecía ser algo muy ajeno a él y seguramente era algo que no volvería a hacer en mucho tiempo. Caminó hacia ella lentamente, hasta envolverla en un suave abrazo, como si por fin estuviese descansando luego de tanto tiempo. La apretó un poco, como si alguien pretendiera arrebatársela, porque esta vez no la dejaría ir, no mientras él siguiera vivo.

Yato
Líder YLision

Líder YLision

Mensajes : 772
Fecha de inscripción : 22/03/2014
Localización : En mi Base, duh(?)

Volver arriba Ir abajo

Re: Memories and Feelings [Privado: Yato]

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 03, 2014 8:07 pm

El chico sonrió, haciendo que su corazón volviera a dar un vuelvo, sabía que la decisión que había tomado era difícil, pero estaba segura que no se arrepentiría jamás.

Tus deseos se han escuchado fuerte y claro, Hiyori Iki.

La joven pestañeó cuando escuchó que dijo eso, un poco confundida, estaba segura que había escuchado eso antes, pero… no recordaba bien.

Pero para llevarte hacia donde él está necesito que cierres los ojos unos momentos, no te preocupes, nada malo te pasará mientras yo esté aquí.

¿La llevaría? Oh, por Dios, los nervios empezaron a carcomerla viva, no podía creer que al fin iba a conocerlo, finalmente iba a estar con él después de tanto tiempo. ¡Tan fácil! Su mente parecía haber olvidado que él era el líder Ylision, porque para ella conocerlo significaba que finalmente iba a llenar el hueco en todas sus memorias. Y sobre todo… en su corazón.

Cerró sus ojos, emocionada, mientras esperaba que le dijera que los abriese, la impaciencia estaba haciendo mella en ella, y realmente no se estaba oponiendo mucho, hasta que sintió que le desabrochaban aquel pañuelo.

Cuando ya se lo quitaron completamente, se sintió desprotegida, algo le faltaba, y el terror la empezó a consumir de nuevo… hasta que recordó las palabras de él diciendo que lo pasaría nada. Eso la tranquilizaba a niveles que no podría entender.

Bien. Puedes abrir los ojos, él está aquí, ha venido a buscarte...

¿Tan rápido? No, espera, hace unos minutos estaba ansiosa de verlo y que fuera ahora, pero en ese momento, le dio tanto miedo verlo que ya no estaba segura. ¿Él la había ido a buscar? Dios Santo, por favor que algo hiciera que sus latidos bajaran un poco el ritmo.

Estaba tan confundida cuando sus ojos se abrieron y volvió a ver aquel chico, pero ahora éste tenía el pañuelo que antes ocupaba, y parecía… parecía que había sido hecho para él.

Es bueno verte de nuevo Hiyorín. Ésta vez me presentaré como se debe, mi nombre es Yato… Yato Kamiya.

La sonrisa que le dirigió hizo sus mejillas sonrojarse, y que su corazón palpitase aún más rápido de lo que lo hacía antes. Sentía que iba a salirse de su pecho y moriría por tanto… no sabía qué sentimiento le llenaba.

Yato, pensó Hiyori mientras disfrutaba su nombre en silencio, caminó hacia ella hasta abrazarle con tanta felicidad que ella podía sentirla. Sus brazos se levantaron, correspondiendo el abrazo que recibía, rodeándolo de la cintura hasta que sin poder evitarlo unas lágrimas salieron de sus ojos.

E-Eres tú… —susurró mientras le sujetaba más fuerte.

Su corazón… No… toda ella sentía que finalmente estaba completa, aquello que faltaba estaba allí, con ella, a su lado, abrazándole con unos sentimientos que no podía comprender aún. Recordó levemente que Yato le había pedido que se fuera antes, haciendo que le doliese un poco, y luego sus dudas al querer decirle que era él al que había estado buscando… ¿por qué?

Pero sobre todo, sabía que Yato no era malo… su corazón lo gritaba con todas sus fuerzas, aquel abrazo no lo podría dar alguien que fuera cruel con todos, aquella sonrisa que le dirigió antes no podía hacerle daño ni a una mosca.

¿Por qué me dejaste sola? —susurró apartándose un poco para verle a los ojos.

Las lágrimas aún no terminaban de salir de sus orbes, pero no le importaba mientras se sumergía en las profundidades azuladas que el joven poseía en sus ojos. Su corazón descansaba en paz, pero aún tenía aquella pregunta latente, necesitaba respuestas, no. Tenía que tener todas las respuestas.

¿Por qué no te recuerdo? —volvió a preguntar—. ¿Por qué…? No lo entiendo, Yato… No lo entiendo. Te extrañé tanto todo este tiempo que duele… y mucho.

Se puso de puntillas mientras colocaba su frente a la de él, tranquilizándose mientras esperaba sus respuestas con paciencia, quería aprovechar su cercanía con todo lo que tenía… realmente le había extrañado demasiado…

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Memories and Feelings [Privado: Yato]

Mensaje por Yato el Sáb Mayo 03, 2014 10:39 pm

—E-Eres tú… —

Escuchó a la muchacha decir mientras le correspondía el abrazo, algo dentro de él estaba en paz, como si muchos de sus problemas ahora parecieran minúsculos, casi inexistentes ¿Qué más podía pedir? Simplemente se quedó en silencio como si estuviese recuperando todo aquel tiempo perdido sin ella.

—¿Por qué me dejaste sola? —

Lo que antes había sido una respuesta tan obvia no podía ser respondida por su persona, eran tantas cosas a la vez que lo confundían, sonaba hasta estúpida ahora, sin embargo ya no tenía nada que esconder.

Yo… — balbuceó un poco entre susurros sin saber que decir o hacer, estaba aun atontado por la presencia de la muchacha

—¿Por qué no te recuerdo?  ¿Por qué…? No lo entiendo, Yato… No lo entiendo. Te extrañé tanto todo este tiempo que duele… y mucho.

Le contaría la verdad, sin saber como ella lo tomaría, esperaba que lo entendiera ¡Lo peor ya había pasado! Sería muy irónico que algo así que ocurriese, sin embargo debía ser sutil y no tentar al destino, no lo haría esta vez.

Soltó un suspiro, para luego separarse de ella suavemente mirándola a los ojos. Le aclararía todo, pero aquel lugar era el menos adecuado para eso, más si todo el Team podía verlo ¡No expondría así a su… ¿persona especial? Se sorprendió al no saber qué era Hiyori para él, suponía que  la chica que le atraía (atraer sonaba poco al lado de lo que verdad sentía, sin embargo él no lo quería aceptar) y que lo había ido a buscar a unos de los lugares más peligrosos.

Responderé todas tus preguntas — le tomó la mano firmemente, sin tener nervio alguno, eso había quedado atrás — Sin embargo ahora debemos alejarnos de aquí, es peligroso

No habló hasta que estuvieron a una buena distancia, además que se veían varios locales comerciales. Invitó a la muchacha a sentarse en una de las mesas, corriéndole la silla, como todo un caballero, para luego él hacerlo en el asiento de al frente

Bien, lo mejor será responder de a una tus preguntas — soltó un suspiro, mientras recordaba lo primero que le había preguntado — Hace unos meses ocurrió un problema con una chica y al final por pedirte ayuda termine exponiéndote, tenía miedo de que algo te ocurriese así que decidí que el separarnos era la mejor opción

Una de las camareras llegó entregándole la carta a los jóvenes, rápidamente Yato pidió un helado para ahuyentar a la mujer, para que luego Hiyori hiciera lo mismo, ya sin la intrusa siguió contando lo ocurrido.

Te di… un líquido que borraría tus recuerdos desde aproximadamente cuando nos conocimos — habló mirando hacia la mesa, algo avergonzado de sus actos — En ese entonces era un simple miembro de Ylision, cuando cambié de cargo mis oportunidades de volverte a ver pasaron a ser nulas

Quedó unos minutos en silencio para luego proseguir contándole lo ocurrido.

Nunca pensé que me encontrarías, después de todo Tono me odia — soltó una risita, intentando recuperar su ánimo —Aun así, es bastante peligroso que me conozcas, más ahora, por esa razón te pido que seas discreta con el hecho que siquiera me conoces

Notó como lo que habían pedido llegaba a la mesa. Yato por su parte al fin parecía disfrutar la comida, después de todo no estaba llenando aquel vacío, sino disfrutando con la muchacha que a pesar de todo lo ocurrido le seguía queriendo.

Ahora que lo pienso… ¿Qué has hecho estos meses? — sintió como le picaba la curiosidad, mientras una terrible idea pasaba por su mente ¡¿Y si había conseguido un novio?! ¡O un pretendiente! No importaba que rival fuese, acabaría con todos ellos.

Yato
Líder YLision

Líder YLision

Mensajes : 772
Fecha de inscripción : 22/03/2014
Localización : En mi Base, duh(?)

Volver arriba Ir abajo

Re: Memories and Feelings [Privado: Yato]

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 05, 2014 9:48 pm

Sus ojos la miraron directamente, haciendo que se sintiera de una manera bastante extraña, su corazón latía velozmente mientras sus mejillas se sonrojaban ante la cercanía que tenían. Ella no era el tipo de chica que se acercaba tanto a alguien del género opuesto, pero con él parecía tan natural que no le molestaba.

Responderé todas tus preguntas. Sin embargo ahora debemos alejarnos de aquí, es peligroso.

Su mano fue tomada, mientras la llevaba a otro lugar no tan cercano al muelle, en un puesto de comida donde caballerosamente le movió la silla para que se sentara en ella, aquel gesto le hizo sentirse bastante especial, como si fuera la única chica a la que le hiciera eso, no estaba muy segura pero… La forma en que le sonrió cuando le dijo quién era, y todo lo que hacía…

Bien, lo mejor será responder de a una tus preguntas.

Aquella voz la sacó de sus pensamientos, haciendo que le mirara para poder entenderlo, finalmente tendría respuestas, quizá su memoria no regresara tan fresca y de golpe como esperaba, pero varias cosas podrían tomar forma en su cabeza gracias a las cosas que le diría.

Hiyori escuchó todo lo que le dijo, mientras la mesera tomaba su orden de un helado, y él hacía lo mismo, Yato le explicó que todo ocurrió porque tenía miedo de ponerla en peligro, y la única manera de evitar meterla era borrándole su memoria.

Luego un silenció pasó cuando le confesó ser líder de Ylision, su mente aún no recordaba nada de los meses en los que conoció a Yato, pero por la cara que hacía, notaba que realmente se arrepentía de lo que había hecho.

Nunca pensé que me encontrarías, después de todo Tono me odia. Aun así, es bastante peligroso que me conozcas, más ahora, por esa razón te pido que seas discreta con el hecho que siquiera me conoces.

El helado llegó a su mesa, mientras lo disfrutaban, Hiyori sólo podía pensar en que él no quería que lo recordara, de hecho era así. Ella no le recordaba totalmente, sólo tenía un gran vacío en el corazón cuando veía el pañuelo, y tenía razón en que Tono le detestaba, pero aun así le ayudó para encontrarlo.

Estaba tan agradecida que podría llorar.

Ahora que lo pienso… ¿Qué has hecho estos meses?

No sabía muy bien de dónde empezar a hablar, lo más seguro es que aunque pensara en lo que diría, cuando abriera su boca saldría todo de forma desordenada y tonta,  pero confiaba en que Yato entendería… no podía quedarse con dudas de nada o si no se volvería loca.

Yo… bueno… —susurró mientras terminaba su helado—. He estado bien, supongo, realmente es un problema no recordar nada de lo que pasé en la escuela durante unos meses —dijo pero, ¿eso no le haría sentir mal? Movió sus manos como intentando quitarle importancia—, pero mis padres contrataron a unos tutores maravillosos para poder volver. De hecho ya volví, mis amigas estaban preocupadas e iban todos los días a visitarme…

Se sonrojó un poco mientras lo veía, notando que ambos parecían una pareja, y eso le hizo sonrojarse aún más. Pero… tenía esa pregunta dentro de sí…  Aunque primero tenía que decirle qué hizo en todo ese tiempo, ya después seguiría con el interrogatorio.

Y… bueno, varios… uh… Chicos que no sé si conocí en el tiempo que perdí la memoria se acercaron —le extrañaba lo difícil que era hablar de chicos con él—… Y eso, no tiene importancia.

Aunque su mirada decía totalmente lo contrario, ¿por qué no podía mentir bien? Realmente era exasperante cuando hubo la pequeña temporada de que uno o dos chicos la seguían, y después de unos días le confesaran sus sentimientos. Hiyori claramente los rechazo, no sentía nada por nadie… o al menos cada vez que veía el pañuelo que tenía, parecía decirle que no podía tener a alguien que le gustara.

A su mente regresaron aquellas preguntas tan importantes que tenía, y que su corazón no descansaría en verdadera paz hasta que él las respondiera.

T-Te… ¿Te hubiera gustado que te olvidara? —preguntó con inseguridad, realmente le daba un poco de miedo saber la respuesta, pero tenía que saberlo—. Y… ¿por qué no me dijiste sobre todo lo de ser de Ylision? Quizá… hubiéramos podido pensar en algo… juntos… —susurró mientras sus mejillas se volvían de un intenso rojo.

¿Acaso siempre se sonrojaba cuando estaba con él?

A-Además… Tengo una pregunta algo extraña, pero necesito saber si… bueno… —empezó a jugar con sus manos mientras soltaba una risita—. Sé que es raro decirte esto… pero cada vez que veía tu pañuelo… sentía que mi corazón brincaba, ¿sabes? Y además, ahora que sé quién eres mi corazón late tan rápido que me duele, mis mejillas están tan sonrojadas que no sé qué hacer con ellas para no sentir que éstas arden… quería saber… si tú… —le miró directamente a los ojos—. ¿Tú y yo éramos algo más que amigos? ¿Teníamos sentimientos el uno por el otro? Realmente no puedo explicar lo que siento… pero cuando no sabía quién eras, tenía tal desesperación por saber que no creo que sea normal.

No sabía qué esperar de respuesta, si él decía que ella se confesó pero la rechazó, ¿qué contestaría? ¿Y si era al revés? ¿O si jamás dijo nada por miedo al rechazo?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Memories and Feelings [Privado: Yato]

Mensaje por Yato el Mar Mayo 06, 2014 4:58 pm

La miró mientras degustaba su helado, por alguna razón las cosas con sabor a fresas le habían comenzado a gustar, no entendía el por qué, pero simplemente el dulce sabor le calmaba. Sonrió mientras metía otra cucharada de el postre hacia su boca, esperando la respuesta de Hiyori.

Se sintió mal al notar como ella le contaba cómo se encontraba algo retrasada en la escuela por aquel desliz…  Era su culpa, lo sabía muy bien y a pesar de las palabras de la poseedora de ojos color violetas él estaba intranquilo ¡¿Cómo había sido tan torpe?!
Sin embargo algo pareció hacerle olvidar por completo lo anterior, como si la noticia fuese un balde de agua fría sobre sí.

—Y… bueno, varios… uh… Chicos que no sé si conocí en el tiempo que perdí la memoria se acercaron … Y eso, no tiene importancia.

¡¿Chicos?! Seguramente más de alguno habría intentado aprovecharse de la pobre Hiyori (porque en su mente los demás de su género eran unos seres del Infierno oportunistas, mientras su acompañante era una pobre muchacha inocente) . Frunció casi inconscientemente el ceño, mientras su boca hacía una leve mueca de disgusto, realmente aquella noticia parecía alertarle más que nada.

Se replanteó el hecho de visitar a la colegiala un día en su escuela, simplemente para… advertirles a los demás, después de todo no les haría daño o eso quería, sin embargo no aseguraría nada.

—T-Te… ¿Te hubiera gustado que te olvidara?

Parpadeó un par de veces, mientras parecía algo sorprendido por la pregunta ¿Por qué le decía eso? ¿No había sido obvia la respuesta? Si él hubiese querido aquello seguramente no estarían allí, seguramente se encontraría acorralada por un montón de matones haciéndole quien sabe qué cosas.

Claro que no — respondió secamente algo más serio. Él no quería que lo olvidara, pero las cosas en su mente habían parecido que de esa forma sería mejor

Y… ¿por qué no me dijiste sobre todo lo de ser de Ylision? Quizá… hubiéramos podido pensar en algo… juntos…

Antes era un simple miembro más, así que me replanteé mucho el hecho de contarte  — comentó mientras revolvía el helado con su cuchara de forma monótona — pero… realmente me habrías aceptado en un comienzo sabiendo ese detalle ¿Estarías aquí por un extraño?

Sus palabras sonaron algo duras, sin embargo ella siguió hablando ¡Seguramente tenía un montón de preguntas! Y él le había prometido el responderlas todas, sin importar cuales fueran, después de todo ¿Qué le podía esconder? Hiyori conocía su mayor secreto.

Notó el sonrojo de la muchacha, mientras escuchaba sus palabras. Una corazonada le advertía que tema vendría ahora, sabía que seguramente sus mejillas también tomarían un leve color carmín y odiaba eso.

¿Tú y yo éramos algo más que amigos? ¿Teníamos sentimientos el uno por el otro? Realmente no puedo explicar lo que siento… pero cuando no sabía quién eras, tenía tal desesperación por saber que no creo que sea normal.

No pudo desviar la mirada al escuchar la pregunta, mientras sus mejillas efectivamente se tenían de rojo. Soltó un suspiro lentamente mientras se lanzaba hacia el respaldo de su silla y miraba el cielo ¿Realmente qué eran ellos? Aparentemente nada. Podría decirle lo que quisiera ¡Hiyori nisiquiera lo sabría!

Uh… nosotros — balbuceó un poco mientras se llevaba su mano derecha hacia su cara — Es complicado… verás, Y-yo…

No podía articular una frase concreta, simplemente eran palabras que se entrelazaban. Podría decirse que era la ocasión para declararse el problema era ¿Qué tal si la muchacha colapsaba? Aun no era tiempo de hacerla recordar.

Estábamos saliendo… creo — sentenció mientras recobraba la compostura — Es complicado

Se sentía como un estúpido ¿Desde cuándo era así de tímido? ¡Qué estaba pasando con él! Maldijo por lo bajo mientras evitaba encontrar su mirada con la de Hiyori o el que tendría el colapso sería él.

Yato
Líder YLision

Líder YLision

Mensajes : 772
Fecha de inscripción : 22/03/2014
Localización : En mi Base, duh(?)

Volver arriba Ir abajo

Re: Memories and Feelings [Privado: Yato]

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 08, 2014 7:17 pm

Estaba realmente aliviada cuando escuchó que él no quería olvidarla, además tenía algo de razón cuando  al principio no deberías decir sobre ser del Team Ylission, pero ¿por qué no le dijo cuando ya tenían tanto tiempo viéndose? No lo entendía, pero quizá tenía sus propias razones…

La mirada de Yato se desvió, llamando la atención de Hiyori, un suspiro salió de sus labios, apoyándose en la silla. ¿Qué respondería? ¿Cuál sería la respuesta?


Uh… nosotros. Es complicado… verás, Y-yo…

¿Qué cosa? Hiyori no podía evitar preguntárselo, y poco a poco pensaba que quizá sí habían tenido algo, realmente estaba curiosa y, Dios, las expresiones que hacía el sujeto eran realmente divertidas y… tiernas.

Estábamos saliendo… creo. Es complicado.

¿Complicado? Quizá no eran muy estables… o quizá jamás se confesaron, pero ella ya no sabía qué sentía por él. Por supuesto que era importante, su sola presencia la reconfortaba a niveles que no lograba comprender, pero, ¿gustarle?, ¿o los sentimientos eran aún más profundos?

No lo sabía.

Levantó su mirada al cielo, el cual ya empezaba a cambiar de colores, yendo desde anaranjados hasta unos rosados verdaderamente hermosos. Ya faltaba poco para que anocheciera, había estado todo el día apreciando el paisaje, o bueno, eso parecía pero estaba perdida en sus pensamientos hasta que al final pasó lo que deseaba, que era conocer a Yato.

Aunque ahora no lo recordara, esperaba un día hacerlo, cada uno de los momentos con él, cada risa, cada palabra… Anhelaba volver a tenerlo presente, ¿cómo se conocieron?, ¿por qué siguió viéndola? Realmente quería saber, pero ya no deseaba que él le dijera, sino recordarlo por sí misma.

Su cabeza poco a poco volvió a dar punzadas de dolor, haciendo que frunciera un poco su ceño, pero no quería dejar que eso le molestara así que lo ignoró. Vio a Yato, intrigada por los sentimientos que tenía por él. Si tuviera sus memorias, ¿qué estaría diciendo ahora?, ¿le diría palabras lindas?, ¿se sonrojaría? No sabía, pero había algo que tenía pensando desde que supo que él era el chico y no lo podía sacar de su mente.

Aunque no lo podía decir con tanto público, así que tomó la mano de Yato con ternura, sonriendo con timidez mientras se levantaba y sacaba su cartera.

Déjame pagar. Mis padres me dieron bastante dinero para derrochar un poco en esta visita, no me preguntes cómo me dejaron venir sin ellos —informó mientras dejaba unos cuantos billetes en la mesa, y volvía a tomar su mano—. Hay algo que quiero… mostrarte, sígueme un poco, ¿sí?

Le llevó de nuevo al muelle, donde la gente poco a poco se iba, porque en la noche no había mucho que hacer en aquel lugar, sin embargo, Hiyori siempre había soñado con algo y lo cumpliría con la persona que solía salir.

No entendí muy bien eso de estar saliendo… pero supongo que éramos especiales el uno al otro —dijo algo sonrojada—. Supongo que quizá ya te lo entregué a ti, pero como mi memoria ya no está, deseo hacerlo de nuevo.

Se acercó un poco al chico, que probablemente estaba algo confundido o quizá ya había adivinado qué haría. Su rostro poco a poco estaba más cerca del de él, y sus ojos se cerraron cuando ya hasta podía sentir su respiración sobre su rostro. Su corazón empezó a latir con tanta velocidad que podría salirse del pecho, ¿cuántas veces le había pasado con él antes?

Pero todo perdió importancia cuando sus labios se posaron en los de él, la calidez que la envolvió fue tan… Oh, Dios. No podía describirlo. Un montón de cosas hicieron revolución en su estómago, mientras sus mejillas se sonrojaron completamente y su corazón paró por un segundo.

Seguramente no era su primer beso, pero era su segundo primer beso, sonara extraño o no, no sabía si su memoria volvería, así que su deseo de hacerlo algo memorable la acosó todo el tiempo. Y la suavidad de los labios de Yato la sorprendía, además de que algo en su interior explotó, como si liberara algo que deseaba desde hace tanto.

Se separó de él unos cuantos segundos después, aunque en su mente había durado tanto que sentía la calidez pegada en su boca.

Oh, ¿estoy interrumpiendo algo, jefesito?

Una tercera voz la sacó de sus pensamientos, mientras volteando se encontraba con una chica de cabello corto, bastante bella que sonreía de manera divertida.

¡Qué chica más linda! —exclamó la joven riéndose un poco—. Tienes buenos gustos, mi jefe.

¿Quién era aquella chica? Algo le decía que no era tan buena como parecía, y más por la manera que los observaba, como si hubiera conseguido lo más valioso y entretenido del mundo.

Cuéntame, ¿quién es ella? ¿Otra de sus conquistas? —rió burlonamente—. Aunque, claro, ha de tener bastante tiempo con la chiquilla, pues tiene meses que lo veo solo.

Hiyori apretó inconscientemente la mano de Yato, confundida de lo que escuchaba y sentía, un dolor le apretó el pecho, al igual que la cabeza, pero ahora no tenía tiempo para pensar en eso, debía, de alguna forma, saber qué traía entre manos aquella muchacha.

¿Q-Quién eres? —preguntó desconfiada.

¿Yo? Oh, lo único que debes saber es que soy amiga de tu… noviecito. Ahora… Yato, dime, ¿quién es ella? Parece una chica con la que varios del Team pueden… divertirse un poco.

La risa burlona de la intrusa le asustaba, ¿qué quería decir con eso? No entendía nada, miró a Yato, que le explicara qué sucedía, porque ella estaba totalmente perdida, además… ¿divertirse? Si se refería a lo que pensaba… Yato no dejaría que le sucediese nada, ¿verdad?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Memories and Feelings [Privado: Yato]

Mensaje por Yato el Jue Mayo 08, 2014 9:29 pm

Ella pareció quedar tranquila con su escueta respuesta, seguramente cuando ella se hubiese ido encontraría las palabras correctas ¡Siempre le ocurrían cosas así! Y odiaba que pasara, no sabía cuánto había pasado fuera de su mente cuando se encontró con Hiyori pagando la comida. No pudo evitar hacer una mueca de disgusto, no quería que ella tuviese que gastar su dinero en algo que él le había ofrecido, le parecía injusto.

De todas formas se quedó en silencio, para luego asentir suavemente, cuando ella le pidió un último favor. No podía hacer nada más, le debía tanto que seguramente nunca podría saldar su deuda con la muchacha.

Caminó junto a ella de forma pausada, como si aquello pudiese ralentizar el tiempo, cosa que no era así ¿Cuántas veces lo había intentado en vano? A pesar de eso le gustaba pretender que algún día ocurriría, después de todo las esperanzas nunca morían.
El bello muelle estaba solitario, seguramente la oscuridad parecía una alerta para la gente normal, como un aviso que era hora de regresar a casa, sin embargo él no era una persona común y los rumores que una banda rondaba por allí no le afectaban en lo más mínimo.

—No entendí muy bien eso de estar saliendo… pero supongo que éramos especiales el uno al otro. Supongo que quizá ya te lo entregué a ti, pero como mi memoria ya no está, deseo hacerlo de nuevo.

Sabía a lo que se refería y le parecía sumamente tierno aquel hecho, como si ella lo hiciera a propósito, o quizás el encantarlo era su especialidad, realmente no quería saber. Sintió como ella se acercó hacia su persona. Le parecía divertido el hecho que por primera vez Hiyori sería la que tomara la iniciativa… por lo que se dejaría llevar. Cerró sus ojos al ver a chiquilla hacerlo, esperando que el suave tacto de ella sobre sus labios.

Una parte de él estaba ansiosa, mientras su corazón latía como si se fuese a salir. Odiaba aquellos sentimientos, que parecían un embrujo más que nada, lamentablemente era muy tarde como para olvidarlos ¡Qué mala suerte! Ahora simplemente tendría que vivir con eso, aunque no le importaba demasiado, más si estaría bien acompañado.

Se separaron suavemente para escuchar una voz que recordaba muy bien y que maldecía recordarla siquiera.

—Oh, ¿estoy interrumpiendo algo, jefesito?

Maldijo su suerte, mientras tomaba firmemente la mano de Hiyori, dando unos pasos delante de la muchacha, como si eso la fuese a proteger. Sabía que no lo haría, sin embargo él era culpable del lío.

—¡Qué chica más linda! Tienes buenos gustos, mi jefe.

Estaba esperando, aquella oración que sería como un balde de agua fría para ambos. Él sabía cómo lidiar con ese tipo de gente, lamentablemente Hiyori no, por lo que le preocupaba la muchacha. Además que no quería que ella viese aquella faceta que le escondía. Agradecía que se mantenía delante de ella, así seguramente no podría verle el rostro o seguramente se asustaría.

—Cuéntame, ¿quién es ella? ¿Otra de sus conquistas? Aunque, claro, ha de tener bastante tiempo con la chiquilla, pues tiene meses que lo veo solo.

Allí estaba el comentario que haría que el corazón de la colegiala se apretara, causándole dolor. Notó como su mano era apretada confirmando su teoría, soltó un pequeño suspiro, mientras una parte de él pedía que la tierra se tragara a la intrusa frente a ellos.

—¿Q-Quién eres?
—¿Yo? Oh, lo único que debes saber es que soy amiga de tu… noviecito. Ahora… Yato, dime, ¿quién es ella? Parece una chica con la que varios del Team pueden… divertirse un poco.


La miró serio por unos segundos, para luego sonreírle suavemente, mientras mantenía tomada la mano de la muchacha, seguramente si la soltaba Hiyori colapsaría o algo similar.

Pues… no tengo mucho que decir, simplemente tengo que aclarar que ella — le sonrió de forma ladina, mientras un pequeño aire de superioridad se apoderaba de él — Me pertenece — sentenció mientras miraba a aquel miembro de Ylision de una manera algo amenazante, pero aun con una sonrisa sobre su rostro — ¡Además! Me parece más divertido el hecho de que tengan que buscar a unos cuantos miembros que decidieron jugar a las escondidas con mi acompañante y nunca regresaron

Todos los presentes seguramente sabían a lo que Yato se refería, sin embargo todo parecía ser una conversación tan casual con la actitud cínica del líder Ylision.

A pesar de eso… ¿No tenías una cita con Ricken? O quizás era Laurent, no él fue el de la semana pasada … ¡Ya recuerdo! Frederick — habló como si aquello fuese lo más normal

Ambos sabían jugar aquel juego enfermizo, de todas formas su principal objetivo en aquel momento era mantener tranquila a Hiyori, porque si no estuviese él, seguramente la chica frente a ellos se la habría comido viva.

Realmente eso no es asunto mío — sonrió mientras elevaba sus hombros de forma despreocupada — Lo que sí me concierne es que una muchachita como tú, ronde a estas horas, sola — intentó poner una voz de preocupación — Podría ocurrirte algo… Le’Blanc

Sabía que ella podría cuidarse sola, después de todo aquella apariencia dulce escondía a un ser despiadado, no por nada era parte de Ylision, sin embargo sus palabras más que de intranquilidad eran una elegante amenaza que no dudaría en cumplir.

_________________

Yato
Líder YLision

Líder YLision

Mensajes : 772
Fecha de inscripción : 22/03/2014
Localización : En mi Base, duh(?)

Volver arriba Ir abajo

Re: Memories and Feelings [Privado: Yato]

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 10, 2014 11:30 pm

Estaba asustada, y podía notarse perfectamente en su mirada, refugiándose detrás de Yato, cuando él le ofreció su protección de la chica. Sentía que en cualquier momento su cabeza palpitaría con tan fuerza que se desmayaría en cualquier momento. No estaba preparada para conocer a alguien del grupo donde estaba Yato… aún no.

Se sonrojó cuando Yato la reclamó como suya, no sabía si eso era bueno, pero que él dijera que le pertenecía… no sabía. Le hacía sentir importante para él, porque no parecía el tipo de persona que mintiera sobre eso.

La chica rio con las respuestas de Yato, ¿tan divertidas eran? Para ella no sonaban tan graciosas, en caso contrario se sentiría algo ofendida por sus palabras, ya que insinuaba que la bella joven era una cualquiera, e incluso pudo sentir ligeramente una amenaza.

Ay, Yato, eres tan dulce preocupándote por mí —dijo la joven sonriendo con dulzura.

Hiyori se sorprendió por eso, ya que ahora parecía ser una dulce chica que no podría hacer daño ni a una mosca. Pero ahora sabía que podía ser mala si deseaba… quizá por eso era del grupo de Yato… ¿así sería él con ellos? ¿Qué tan cruel era que era el líder?

Pero no quería pensar en eso ahora, mientras la joven se acercaba a ellos y colocaba su mano en el antebrazo de Yato, espantando un poco a Hiyori por si tal vez le hacía algo.

Bueno, me voy, cariño. Antes de que tu mascotita se asuste.

Soltando una risita femenina desapareció, pero Hiyori presentía que no había acabado, ¿cómo le harían cuando se encontrasen con otras personas del Team? No. No debía pensar en eso en aquellos momentos.

Yato… tengo miedo —confesó mientras le abrazaba por la espalda, rodeándolo con sus brazos con su cabeza apoyada en el cuerpo del aludido.

No sabía qué pensar, realmente deseaba estar a su lado pero no soportaría estarse encontrando con miembros que hagan lo mismo que ella… Sabía que Yato la protegería mientras estuviera a su lado… pero, ¿cuándo estén separados qué pasará? No sabía, realmente estaba preocupada.

¿Cómo haremos ahora para vernos?

¿Algo cambiaría? ¿Yato le diría que ya no podían verse? Hiyori no podría soportar aquello, su abrazo se hizo más fuerte mientras más pensaba en que quizá no quería verla para protegerla. ¿Por eso le había borrado la memoria? No. No dejaría que lo volviese a hacer. Ella estaría a su lado.

Yato… Por favor no me dejes —dijo la joven—. ¡Quiero estar contigo para siempre!

Su corazón latió con violencia cuando se dio cuenta de la veracidad de sus palabras, lo necesitaba a su lado que inclusive sin memoria alguna le faltaba. Pensaba en la soledad que sintió cuando no lo conocía, cuando no sabía qué era lo que no estaba en su lugar… y siempre fue él. Siempre.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Memories and Feelings [Privado: Yato]

Mensaje por Yato el Dom Mayo 11, 2014 10:17 am

—Ay, Yato, eres tan dulce preocupándote por mí —

La otra Marin aparecía, aquella dulce chica que enamoraba a cualquier hombre que quería ¡Más con lo bella que era! Sin embargo él no estaba interesado en ella, además de todo sabía que era un lobo disfrazado de oveja.

Se mantuvo en su posición, delante de Hiyori. Se había propuesto protegerla y ésta era la primera prueba ¿Podría pasarla? Por ahora al parecer sí, pero le preocupaba el cómo quedaría Hiyori, ella no estaba lista para aquello ¡Si era tan sólo una chiquilla normal! La miró de reojo notando como el miedo se veía en sus ojos. Inconscientemente le apretó la mano indicándole que estaba segura con él, la chica del Team no se atrevería a hacerla nada frente a él.

—Bueno, me voy, cariño. Antes de que tu mascotita se asuste.

La cercanía asustó aun más a la muchacha de largos cabellos ¿Realmente estaba tan asustada? Sabía que tendría que hablar con Marin luego del encuentro, había tenido bastante mala suerte con que la poseedora de los ojos color verdes los encontrara.

La que debería estar asustada es otra — le sonrió amistosamente mientras la veía retirarse para dejarlos solos nuevamente

Soltó un pesado suspiro mientras cerraba sus ojos para luego llevarse su mano derecha hacia su frente, como si ésta le doliese un montón, sin embargo parecía ser que la preocupación que tenía era demasiada.

—Yato… tengo miedo

Abrió uno de sus ojos al escuchar aquello, él lo tenía más que claro ¿Sería que ahora estaba arrepentida? Después de todo Marin era una de las más controlables del grupo, más si estaba con Hiyori.

No deberías tenerlo — le habló serio — No te pasará nada, lo prometo…

Estaba empeñado en quedarse con la muchacha junto a su lado, sin importar las cosas que tuviese que hacer. Lamentablemente ambos estaban expuestos en aquel lugar ¡Más si era cerca de su Base!

—¿Cómo haremos ahora para vernos?

Pensó lo que le respondería, era una pregunta complicada pero estaba más que clara en su mente, separó sus labios para responderle, cuando fue interrumpido por ella, sorprendiéndolo aun más por sus palabras.

—Yato… Por favor no me dejes . ¡Quiero estar contigo para siempre!

Abrió sus ojos, para luego sonreír. Por lo menos la chica aun no retiraba la idea de estar juntos en su mente, un punto a su favor, lamentablemente necesitarían mucho más para cumplir sus metas. Él debía ser realmente cauteloso desde ahora, más con Marin en el camino.

Tomó la mano de Hiyori y la atrajo hacia sí, como si algo importante estuviese ocurriendo dentro de él y por esa razón la necesitaba a su lado.

¿Cuánto puedo creer en tus palabras, Hiyori Iki? — le preguntó serio , para luego tomar un tono más bromista —Supongo que por ahora no me queda más que cuidar de ti, borrarme de tus recuerdos ya no es una opción ¡Más si vienes acá para buscarme sin saber quien soy!

Soltó una suave risa tornando el ambiente a algo mucho más ameno, realmente estar con ella parecía sacar su mejor lado a flote, como si su sola presencia lo calmara.

Ahora… te pediría que nunca más vuelvas a este lugar para buscarme, no lo veo conveniente — se acomodó su pañuelo — Así que tendrás que esperar mi regreso, como una buena esposa

Soltó una risa ahogada al decir lo último, seguramente ella lo golpearía o algo así, no le importaba realmente ¡Hasta había comenzado a extrañar aquello! Realmente estaba loco, pero por la muchacha, lamentablemente por ahora no sería capaz de reconocerlo y tampoco parecía hacer ademanes de hacerlo.

_________________

Yato
Líder YLision

Líder YLision

Mensajes : 772
Fecha de inscripción : 22/03/2014
Localización : En mi Base, duh(?)

Volver arriba Ir abajo

Re: Memories and Feelings [Privado: Yato]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 10:19 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.