¡Bienvenidos!
Esta es la región Khannos
Toda una basta y amplia región donde se puede circular tranquilamente, y en paz. Actualmente, algunos pokémon legendario comenzaron a despertar de su largo sueño por una fuerza extraña que los provoca a surgir y causar destrucción.
¿Estas conectado?
Bienvenido Invitado
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Estación
Estamos en Otoño
Las hojas comienzan a caer, algunos arboles están cambiando su color y el clima se tiñe de colores anaranjados y rojizos. El frío es cada vez más fuerte, no estaría mal tomar un poco de té y disfrutar de como la brisa se lleva todo.
¿Quien esta en linea?
Los usuarios conectados del foro
¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 38 el Sáb Abr 05, 2014 9:07 pm.
Ultimos temas
Aqui las ultimas respuestas
Últimos temas
» My princess is in another castle? (Reto Gimnasio)
Miér Jun 01, 2016 10:32 pm por @ Mr. Pokémon

» Vida, Mucha vida.
Mar Feb 03, 2015 10:20 am por Slaine

» Innocent Malice ♀♥♀ (AFILIACIÓN NORMAL)
Mar Ene 20, 2015 9:56 am por Afiliador

» Before the lights [Élite]
Dom Ene 04, 2015 9:33 pm por Afiliador

» # Bloody Rose {Elite}
Dom Ene 04, 2015 11:11 am por Afiliador

» Kagerou Rol Project {Afiliación Élite}
Vie Ene 02, 2015 3:38 pm por Afiliador

» Tienda Pokémon
Jue Ene 01, 2015 2:16 am por Amelia C. Rose

» Cierre de temas (continuación)
Miér Dic 31, 2014 6:14 am por Amelia C. Rose

¿Sabias qué...
Datos curiosos del foro

Reproductor
Escuchemos un poco de música

Khannos by Ren Akahoshi on Grooveshark
Creditos & Copyright
¡Muchas, muchas y muchas gracias!
Pokémon Khannos ha sido diseñado por el usuario y WM Shia Akatsuki. Las imágenes fueron tomadas de © zerochan. Prohibido la redistribución de códigos e imágenes del foro sin el previo permiso respectivo al Staff.

¡Muchas gracias a Our Source Code y a A Thousand Fireflies por los tutoriales y códigos brindados respectivamente, para dejar el foro como se encuentra en apariencia.

Personajes y conceptos de Pokémon no son propiedad del foro. Pokémon es perteneciente a Satoshi Tajiri y Nintendo.
  • ¡Bienvenidos a la Región de Khannos! Región donde la diversidad de Pokémon es variada y de escenarios bellos y coloridos. Todo en esta región se encuentra en harmonía, sin embargo, un nuevo poder comienza a aparecer entre las sombras, tratando de poder buscar el secreto que oculta esta región, y con ello, liberar un nuevo poder que devastaría el mundo entero, ¿Te atreves a buscar ese poder para el bien, o para el mal?
    Enlaces Rapidos
    Prueba
    Prueba
    Prueba
    Prueba
    Prueba
    Prueba
    Prueba
    Prueba
    Ultimas Noticias
    dd-mm-yr Hola, soy una noticia kawaii.
    dd-mm-yr Hola, soy una noticia kawaii.
    dd-mm-yr Hola, soy una noticia kawaii.
    dd-mm-yr Hola, soy una noticia kawaii.
  • Awards de Octubre
    Mejor personaje masculino
    Fulanito
    Perfil
    Mejor personaje femenino
    Fulanito
    Perfil
    El más kawaii del foro
    Fulanito
    Perfil
    El más badass del foro
    Fulanito
    Perfil
    El más sexy del foro
    Fulanito
    Perfil
    La pareja del Mes
    Fulanito
    Perfil
    Avatar o Firma del Mes
    Fulanito
    Perfil
    Usuario de Mes
    Fulanito
    Perfil
  • Staff Administrativo
    Nombre Cul
    Titulo otorgado
    Mensaje Privado
    Perfil
    Nombre Cul
    Titulo otorgado
    Mensaje Privado
    Perfil
    Nombre Cul
    Titulo otorgado
    Mensaje Privado
    Perfil
    Nombre Cul
    Titulo otorgado
    Mensaje Privado
    Perfil
    Nombre Cul
    Titulo otorgado
    Mensaje Privado
    Perfil
    Nombre Cul
    Titulo otorgado
    Mensaje Privado
    Perfil
    Nombre Cul
    Titulo otorgado
    Mensaje Privado
    Perfil
    Nombre Cul
    Titulo otorgado
    Mensaje Privado
    Perfil
FOROS HERMANOS
Amour Sucré
AFILIADOS ELITE
Crear foro South University Shinobi Wish Crear foro El ultimo cosmos Crear Human Desire Wings of Freedom Hidden Truth Painful Liberty Etherion Fairy Ratbag Punce .:Magatsu World:. Strange Land! Golden Age Road to Shinobi Psycho-Pass RPG Fairy Tail Chronicles Psycho-Pass RPG Academia Sora

Pugnamus alter ego

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Pugnamus alter ego

Mensaje por Eiwan Eathor el Dom Dic 29, 2013 6:31 am

La ciudad arqueológica de Sandsville era conocida por su majestuosidad y su increíble conservación a lo largo del tiempo. Los expertos creen que tiene alrededor de 4.000 años de antigüedad, pero si uno ve con sus propios ojos la ciudad no lo parece, pues hay arquitectura de todo tipo, hay edificios góticos que tocan el cielo, con sus grandes vidrieras y sus torres esbeltas, hay mazacotes románicos que se asientan en la base de la ciudad y le dan un toque de poder. Tabién había arquitectura renacentista, barroca e incluso japonesa, árabe, hindú… Era un amasijo de épocas, culturas y costumbres que aún no habían ocurrido. Eso era lo que realmente les traía de cabeza a los que estudiaban la ciudad, incluyéndome a mí. Además, el hecho de que fuera circular y no cuadrada le daba de un valor espiritual añadido
La ciudad tenía muchos nombres, pero los dos que más e gustaban era “Ciudad del Tiempo” y “Atlántida”. En efecto, se creía que aquella ciudad era la Atlántida, algo que la verdad encajaba bastante bien, si no fuera por la localización: al lado de un desierto.
Me planté ante la puerta norte de las murallas de la gran ciudad y miré hacia arriba. Allí había un estandarte reconstruido, como el que debía de tener la ciudad en su época dorada. El dibujo era una estrella de los vientos, con los puntos cardinales bañados en oro, rodeando un asterisco negro como el carbón. Me encantaba la simbología pero, teniendo en cuenta lo que me esperaba al otro lado de aquellas murallas, pasé completamente. Para mi era un sueño entrar allí. Desde que era un crío lo había deseado y ahora no solo iba a entrar si no que iba a entrar en calidad de profesor: iba a entrar a investigar. Atravesé toda la avenida norte mirando a ambos lados. Los edificios se mantenían en pie y allí seguramente habría una gran cantidad de  comercios los días de mercado. Cuando llegué al pie  de las escaleras, que marcaban el final de la avenida, me di la vuelta y me quedé mirando la calle

¿Cómo es posible que una solo batalla arrasara una ciudad así? Se supone que era pacífica y que la ciencia, la religión y la vida cotidiana convivían sin problemas…

Kyra se giró a mirar también y ladeo la cabeza pensativa

(Los humanos a veces tenéis arranques de violencia muy raros, Ei… no se. Puede que incluso hubiera pokemon…)

Si... es una verdadera pena…

Subí las escaleras y llegué a la entrada a lo que sería el segundo piso de la ciudad. Pero jamás pensé que aquello fuera así. En cuanto abrí la puerta no me encontré en un soportal que daba a la calle. Entré en una inmensa sala circular culminada por una cúpula, que se alzaba tranquilamente catorce metros sobre el suelo. Maravillado me quité la mochila y pude observar con detenimiento lo ricamente decorada que estaba aquella cúpula. Había escenas de comercio y de caza, de combates y de torneos. Pero lo que me llamo la atención fue un tragaluz que proyectaba iluminación sobre un altar. Tire la mochila y fui corriendo hasta allí. Saqué un cuaderno y un lápiz y  me puse a apuntar. Kyra mientras tanto olisqueaba todo; era bastante desconfiada y siempre lo hacía en los lugares que visitaba por primera vez.

¡Es increíble! ¡Mira esto Ky, es … es….!

Las palabras no salían de mi boca, y cuando me giré para mirar a Kyra, pude observar que, la puerta por la que habíamos entrada ya no estaba. Kyra miraba el lugar donde debería estar la puerta boquiabierta. Me acerque al lugar y pude comprobar que no era ningún truco. Nunca había habido una puerta ahí. Entonces al mirar la estancia otra vez bien, pude observar que el suelo tenia dibujado una gigantesca rosa de los vientos... como la de la entrada. Exactamente igual. Ahora si que estaba sorprendido. Mire en todas direcciones, perdido por primera vez en un asunto que tuviera que ver con la historia. Kyra estaba igual y se pego a mi, asustada


Última edición por Eiwan Eathor el Dom Ene 05, 2014 12:41 pm, editado 1 vez

_________________

Spoiler:


Eiwan Eathor
Profesor

Profesor

Mensajes : 493
Fecha de inscripción : 27/11/2013
Edad : 22
Localización : En el Templo del Tiempo

Volver arriba Ir abajo

Re: Pugnamus alter ego

Mensaje por Invitado el Jue Ene 02, 2014 3:27 pm

*Luxicato estaba tranquilamente apoyado en la pared de una de las murallas exteriores de la antigüa ciudad. Estaba esperando a alguien, aburrido. Levy tardaba mucho. Observó la zona tranquilamente. Estaba ante una enorme ciudad situada enmedio de un desierto. Hacia mucho calor pero por sus conocimientos suponia que no siempre habia sido así. Quizas antes de que cambiara el clima esa tierra era verdaderamente fertil y esta seria una de las ciudades mas grandes de su civilización... civilizaciones perdidas, un misterio sin resolver. A veces culturas enteras desaparecian llevandose su tecnologia y secretos con ellas. Por ello estaba allí. Queria investigar, encontrar algo que pudiera adaptar a la época actual y usarlo... quien sabe que podria encontrar entre esos muros de piedra azotados por la arena.*

*Luxicato estaba tranquilo pero Cutter por su parte estaba mas nervioso. Agitaba las alas rápido para bajar su temperatura corporal haciendo el ruido de un mosquito gigante y levantando arena a su alrededor* -Estúpido sol, estúpida arena, estúpido Luxi, estúpida tecnologia antigüa, estúpida Levy... Maldita sea, cuanto mas tendremos que esperar?- *Luxi suspiró pesadamente. Entendia que su pokemon no soportara el calor pero estaba exagerando.* -Tranquilo Cutter, le dije que viniera sobre esta hora...- *Se le ocurrió una idea. escribió en un trozo de papel que lo esperara en el centro de la ciudad, que se adelantaria a investigar un poco y lo pegó en una pared de la entrada bien visible. Así Levy lo veria cuando llegara. Cutter se animó al saber que por lo menos podria ponerse mas a la sombra. dentro de la ciudad la temperatura era mas baja por un motivo desconocido. Quizas su forma y estructura mantenia una temperatura estable, quien sabe.*

*Una vez dentro Cutter se calmó y curioseaba todo. Los edificios tenian puertas cerradas. Algunos estaban abiertos por el simple hecho de que sus puertas de madera se habian podrido y caido a trozos. Era increible la arquitectura de esos edificios. La arquitectura e historia no era su punto fuerte pero sabia lo suficiente para admirar la grandeza de ese sitio. Al llegar al final de la avenida, en la parte central, encontró unas escaleras que subian hasta una parte alta de un edificio enorme. Interesante. Queria esperar a Levy pero su curiosidad era demasiado grande por lo que subió por ellas. Al final encontró algo parecido a un callejón sin salida. Que raro... como podia ser que no hubiera una entrada a ese lugar, a la cúpula. Mientras pensaba en si tirar la pared para ver que tesoros podria haber dentro notó algo. Una idea le vino a la mente. Eiwan estaba allí. Como era posible que tuviera esa sensación? Quizas al conectar con él aquella vez... creó una especie de vinculo? Ambos tenian cierta capacidad telepática. No le extrañaria algo así. Se acercó a la pared y se arriesgó a llamarlo* -Eiwan, estás ahí?- *Cutter lo miraba extrañado y Luxicato esperó una respuesta.*

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pugnamus alter ego

Mensaje por Levy McGarden el Sáb Ene 04, 2014 11:46 am

El calor estaba resultando ser cada vez más sofocante con cada segundo que Levy y Gardevoir continuaban caminando por el desierto. Bueno, en verdad esta última estaba manteniéndose alejada de la arena con sus poderes psíquicos; suspendida en el aire poco menos de un metro para conversar tranquilamente con su entrenadora - ¿No podrías llevarme con un Teletransporte? - le dedicó una mirada exhausta sin quitarle el ojo de encima en ningún momento. Se colocó una mano en la frente y se quitó el sudor de encima. Apenas tenía fuerza para alzar las rodillas con el peso de los granos en contra ¿Tanto era pedir unas cuantas gotas de lluvia? - Ya te lo dije. Para eso, tengo que haber visitado antes el lugar ¿O acaso te pensabas que con me enseñaras una imagen de las Islas Naranja te llevaría en un santiamén y  gratis? - fue a contestarle - Pues... - su compañera la frenó con la mano - Deja, no sigas - la coordinadora infló las mejillas infantil. Odiaba cuando se ponía en ese plan con ella aunque tal vez sea lo mejor.  Puede que algo de su fuerte carácter se le pegara. Algún día muy lejano.

Estando unos cuantos minutos andando sin parar, al fin dieron con la localización de la ciudad perdida. Los temas de historia y cosas antiguas no era un tema que le atraía demasiado pero ¿A quién trata de engañar? Con tan solo hacerse la idea de que miles de años se llegó a reunir dentro de estas impenetrables murallas en su día, un sin fin de culturas distintas con sus Pokémon igual de exóticos, merecía la penar echar un vistazo por no decir que cerca lo estaría esperando Luxicato. Había pasado un tiempo desde la última vez que se vieron pero se intercambiaron los números del PokéGear para cualquier asunto y precisamente, la invitó a que lo acompañara en su travesía dentro de aquellas misteriosas ruinas que esperaban ser descubiertos sus secretos ¿O puede que algo mas gordo? También mencionó algo de un amigo suyo pero no le dio muchos detalles al respecto - ¿Esto es? - dijo la coordinadora observando sus carcomidas puertas de madera casi añicos - Seguramente - una extraña presencia perturbaba al Pokémon en silencio. Desconocía lo que se guardaba en su interior pero una fuerza sobrenatural invadía el reciento. No paraba de observar el pilar principal del torreón ¿Puede tratarse de la intervención de un Pokémon Psíquico de gran poder? La llamada de la peliazul la sacó de su trance - Ey, no te quedes mirando las musarañas. Vamos - dijo alzando la mano a enseñarle a su compañera una nota que se había encontrado por ahí - Nos están esperando mas adelante - sin ni siquiera muditar palabra alguna, fue a situarse junto a Levy con pasos lentos pero con el entrecejo arrugado. No se olía nada bueno y lo único que podía hace era mantenerse alerta hasta que dieran con la ubicación del chico y el insecto ese cabezón.

Subieron un tramo de escaleras en forma de caracol. Si que era grande. La muchacha estaría perdida preguntándole al polvo el camino correcto si no fuera que Gardevoir la estuvo guiando sin soltarla de la mano. Cada vez que se aproximaban mas a sus dominios, una fuerte presión le golpeaba la cabeza. Hacía lo imposible para lucir igual de seria que de costumbre pero sabía que pronto se daría cuenta de su comportamiento tan discreto y diferente a como suele ser. Levy estaba al frente mientras que el hada estaba a un par de escalones atrás. Cuando atravesó la puerta, los ojos de la infante se abrieron como platos. Reconocería ese Scisor entre toda una manada - ¿Luxi? - dijo algo introvertida ingresando a la sala en la que estaban. Gardevoir hizo lo mismo pero giraba los ojos a observar la estructura ignorando por unos momentos el reencuentro tan emotivo. En cambio, dejó esa parte a su entrenadora que corrió en dirección hacia el susodicho para saludarlo con la mano a pocos centímetros. El Pokémon se detuvo a la izquierda de Cutter a cruzarse de brazos y clavar su mirada al infinito. Estaba concentrándose en la tarea de localizar la procedencia de aquella energía anteriormente nombrada.

_________________

LEVY MCGARDEN:

GALERÍA:














Levy McGarden
Líder de Gimnasio

Líder de Gimnasio

Mensajes : 668
Fecha de inscripción : 24/11/2013
Edad : 21
Localización : Next to you (L)

Volver arriba Ir abajo

Re: Pugnamus alter ego

Mensaje por Eiwan Eathor el Mar Ene 14, 2014 9:40 am

Mientras trataba de encontrar una forma de salir de aquella sala que de pronto se había quedado sin puertas noté una presencia. Una presencia que reconocí en seguida. Era Luxi, el chico del brazo mecánico, el que había inventado un collar para hablar con los pokemon. ¿Como podía olvidar esa presencia? imposible. Oí como me llamaba, aunque parecía lejano. Escuchaba más su mente que su voz, era raro, pues habría jurado que esa pared no era demasiado gruesa... ¿o si?
Kyra arañó el suelo, pero este estaba hecho de losas de marmol. Por ahí si que no saldríamos, eso seguro. Gritando, para que Luxi me escuchara, le contesté

¡¡Luxi, soy yo!! ¡¡Apartate de ahí que esto va a explotar!!

Seguidamente, y pese a quee no me gustaba destruir cosas, saqué a Spitfire, mi Vibraba, para que se encargase del obstáculo

Hiperrayo contra esa pared

(Tally ho!!)

Con estas palabras, Spitfire cargó el ataque y lo soltó contra la aparentemente debil pared. Lo que ocurrió a continuación no me lo esperaba. El Hiperrayo rebotó en la pared,  empezó a rebotar por toda la habitación. Me tiré al suelo, cubriendo a Kyra y a Spitfire, hasta que, de pronto, impactó contra el altar, más precisamente, contra una pequeña campana que estaba en el altar, l cual empezó a repicar de manera un tanto siniestra, y se envolvió, durante milésimas de segundo, en una luz negra que inspiraba maldad ¿que acababa de ocurrir?

Ky, Spit, ¿estais bien?

(Maldita sea Ei... pesas mucho, apartate bípedo torpe)

No se lo tuve en cuenta a Kya, al fin y al cabo, siempre era asi cada vez que alguien la empujaba

(Yo estoy bien... pero vamos, por un aleteo ¿eh?

Suspiré, entre resignado y tranquilo, y me acerqué al altar. Allí, la campana seguía repicando y tenía una inscripción alrededor de esta la cogí entre las manos y me puse a darle vueltas. ¿Peligro? los objetos misticos no existían, no habia peligro alguno por coger una campana. Mientras yo estaba inmerso en la traducción, Kyra seguía humeando por todos lados, y Spitfire se fue hasta la bóveda, desde donde se podía ver algo de fuera. Fue cuando me envió una imagen mental. No podía ser verdad. Desde ahí arriba se veía toda la ciudad. Estábamos en el templo central, aquel al que nadie había llegado aún, pero ¿cómo? Solo habíamos atravesado una puerta...

Está bien Spit, vuelve a la Pokeball. Estate preparado

Miré a Kyra y tragué saliva. La ninetales tampoco estaba tranquila y no hacía comentarios irónicos ni sarcásticos, lo que daba a entender el estado de estrés en el que se encontraba

(Ei, vamonos de aqui... no me gusta, esto no me gusta)

Coincidía con Kyra. Debíamos encontrar la manera de salir de aquí ahora mismo. Fui a dejar la campana, pero al dejarla, una pequeña explosión me mandó por los aires. ¿Que demonios pasaba? Con los ojos como platos, Kyra se acercó a mi y me ayudó a levantarme. Debía de haber sido la energía acumulada por el impacto del Hiperrayo. Fue entonces cuando escuche una voz en mi cabeza. No era la de Kyra, ni la de Spifire. Tampoco la de Epona o la de Navi ¿quien demonios era? Era un susurro. Suave y apacible, pero habia algo en ell que no me gustaba

Eiwan... aqui... aqui...

¿Has oido eso Ky?

(¿oir el que?)

Me puse a mirar en todas direcciones, en busca del origen de la voz, mientras Kyra alzaba las orejas. La ninetales me miró preocupada. Estaba claro que no se creia lo de la voz. Fue entonces, cuando una puerta apareció de la nada, y pude ver a Luxi y a una chica al otro lado. ¿Estaban ahi? ¿de verdad? ¡Estabamos salvados!


Última edición por Eiwan Eathor el Sáb Ene 18, 2014 5:39 pm, editado 1 vez

_________________

Spoiler:


Eiwan Eathor
Profesor

Profesor

Mensajes : 493
Fecha de inscripción : 27/11/2013
Edad : 22
Localización : En el Templo del Tiempo

Volver arriba Ir abajo

Re: Pugnamus alter ego

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 18, 2014 12:47 pm

*Luxicato estaba ya seguro. Tras esa pared estaba Eiwan, no habia duda. Cutter seguia mirandolo extrañado y entonces Luxicato comprendió que él no podia detectarlo tras la pared* -Cutter, tras esta pared está Eiwan, lo noto... pero aqui acaba el pasillo y dudo que haya podido entrar por otro sitio. Es como si faltara una entrada aqui o algo así...- *Cutter observó un poco a Luxi y luego a la pared. Le dió un suave empujón para apartarlo y empezó a darle golpecitos a la pared pegando sus tres cuernos a ella para sentir las vibraciones* -Es sólida... muy sólida... pero...- *Dio unos golpecitos en una zona concreta y sonrió* -¡Aqui!- *Se preparó para lanzar un potente puño bala a ese punto exacto. Por la vibración notó que era una zona un poco mas debil de la pared y creia que podria derribarla. Luxicato no tuvo tiempo a decirle que no lo hiciera cuando Cutter comprendió su error. Al golpear la pared notó que era mucho mas dura que nada que hubiera golpeado nunca. Como si algo no quisiera dejarle entrar. Era la primera vez que golpeaba algo y no lo destruia. Un par de lágrimas cayeron de los ojos del pokemon mientras gritaba y sacudia la pinza. Pese a ser de Acero se habia hecho daño. Luxi suspiró y lo apartó para investigar un poco la pared.*

*Cutter se recuperó y golpeó un poco el hombro de Luxicato para que se girara. Levy se acercaba. Quiso saludarla mas efusivamente pero no le dio tiempo. Eiwan le avisó y tenia que apartar a Levy de ahí. La agarró de la mano rápidamente y la obligó a alejarse de la pared, cubriendola con su cuerpo por si acaso la explosion era muy fuerte habria parecido que la estaba arinconando contra la otra pared si no fuera por lo que dijo.* -Cuidado! Alejaos de la pared. Va a explotar!- *tras eso un fuerte ruido se escuchó y la pared tembló. Despues el ruido se escuchó varias veces mientras rebotaba el hiperrayo dentro. Se separó de la chica y corrió a la pared. No era el momento de encuentros emotivos, Eiwan podria estar en peligro* -Estas bien Eiwan?!-

*Suspiró un poco. No se oia nada. Observó a los otros que quizas no se enteraban de que ocurria* -Vereis... Eiwan está ahí dentro. Creo que pasa algo malo, lo noto... tenemos como un vinculo mental muy fino que creamos por accidente experimentando con la telepatia... me ha avisado de que habria una explosión pero no ha pasado nada... ahora no lo escucho. No se que ha pasado ahí pero voy a sacarlo...- *se llevó un dedo tras la oreja y presionó algo. Al hacerlo sus ojos se volvieron rojos y en su brazo surgieron unas lineas rojas brillantes y se oia el sonido como de un algo cargando energia mientras Luxicato preparaba un puñetazo con su mano robótica. Cutter parecia algo asustado y se alejó a una distancia prudencial sin embargo el joven dejó de cargar energia sorprendido. Una puerta acababa de aparecer frente a ellos. Se veia a Eiwan dentro de la sala.* -Pero que...?-

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pugnamus alter ego

Mensaje por Levy McGarden el Dom Ene 26, 2014 5:42 am

Tras ingresar a la habitación por las escaleras de caracol para arriba, la chica no dudó en un instante de avanzar hacia donde se encontraba su amigo con una grata sonrisa de oreja a oreja. Tenía una mano alzada a modo de saludo mientras acortaba distancias a un paso cómodo. Cuando ya estaban uno frente al otro, el enunciado de éste la sorprendió un poco - ¿Eh? - ladeó la cabeza hacia un lado sin entender nada ¿Había oído mal o acaso dijo la palabra "explotar"? De estar sumamente relajada, pasó a esbozar una expresión de espanto que no le dio tiempo a acabarla - ¡Ahh! - instintivamente, cerró los ojos y liberó un leve grito que llamó enseguida la atención de su compañera que giró de cuerpo entero a observarla con Luxicato acorralándola en una pared. El extraño sonido de algo que rebotaba en las paredes daba a suponer que detrás existía una sala secreta paralela a la que se encontraban. Por ello, el Pokémon dio a suponer que no se trataba del sitio mas seguro del mundo y se lo notificó a su entrenadora por telepatía - Levy, lo mejor es irse. Esto es muy raro y no puedo asegurar tu protección... - observaba de reojo a la susodicha mientras que ella hacía lo mismo posando su mirada a Gardevoir con el chico aún encima suya - Esta energía no es nada normal y es peligroso permanecer mucho mas tiempo aquí sin saber a qué nos enfrentamos - incluso contándole aquello con los brazos temblándole, el ser amorfo se tomó su propio antebrazo con su otra mano y volteó a observar la pared que ahora los chicos analizaban detalladamente. Nunca había visto a Cosmo reteniendo su temor, es mas, jamás la vio asustarse de algo menos cuando sus predicciones no eran buenas. Siempre priorizaba la seguridad de la coordina ante todo pero hoy... no se trataba de ella misma. La de verdad no arrugaría el entrecejo ni sudaría en frió por unos ruidos.

Levy estaba que no cabía del asombro y el miedo. Fue tal su impacto que no se movió del sitio, juntó su espalda al muro y se dejó caer pasándose a sentar en el suelo con las rodillas a la altura de la cara ¿Era cierto? ¿Sin comerlo ni beberlo se habían adentrado a las fauces del lobo? ¿Luxicato lo sabía? ¿Por qué decidió entrar? Muchas preguntas acosaban su mente a la vez que un nombre salía de la boca del moreno preocupado ¿Eiwan? ¿Así se llamaba su amigo? ¡Madre! ¡Podría estar en peligro! Se olvidó un momento de lo que meditaba y rápidamente se reincorporó sobre sus dos piernas. No dejaría que la depresión le afectara de nuevo y si Gardevoir no podía evitarlo, le ayudaría a afrontarlo lo mejor posible aunque como siempre acabaría siendo al revés. Así que sin articular palabra alguna, se le acercó y la tomó de una mano. Comprendía sus pensamientos y el Pokémon no tuvo otra que suspirar - Fue tonto, lo siento. Tenía que haberlo supuesto - dijo haciendo el agarre mas fuerte pero con la mirada puesta en la misteriosa pared. La peliazul se limitó a asentir con la cabeza. Sentía que si hablaba, le saldría una voz entrecortada y el valor se le escaparía de las manos.

A continuación, el muchacho fue explicado un poco por encima el motivo por el cual decidió adentrarse al corazón de estas ruinas. Si lo que necesitaba era ayuda, podía haberlo dicho desde un principio ¿O es que no creía que su amigo se encontraría en un aprieto y se llevó la sorpresa al igual que todos los presentes? A Levy le daba igual el motivo. Lo importante era sacarlo de donde sea que esta aunque Gardevoir pensaba distinto; no permitiría que jugara con la vida de su entrenadora por lo que estaría observando bien de cerca los movimientos de Luxicato. Parecía saber mas de lo que realmente aparentaba y eso le carcomía el alma ¿Deberían fiarse de él? - Escucha - se dirigió a la joven sin mirarla siquiera - No me discutas. Si veo que lo mejor es irse, te teletransportaré afuera. Pase lo que pase, no dejaré que te hagan daño. Si no veo otra opción, pelearé con quien haga falta - aquello último no lo comprendió y volteó a mirarla con el mentón alzado, y la boca un poco abierta - Me estas diciendo que tu... - no le dio tiempo a terminar la frase. Una misteriosa puerta se presentó ante ellos como por arte de magia. La menor se escondió detrás de su amiga sin soltarle la mano mientras que esta iluminaba sus ojos a concentrar sus poderes psíquicos para cualquier suceso que los dejara con la guardia baja. Todo estaba echado y no hay forma de retroceder. Darían el paso si Luxicato lo hace primero.

_________________

LEVY MCGARDEN:

GALERÍA:














Levy McGarden
Líder de Gimnasio

Líder de Gimnasio

Mensajes : 668
Fecha de inscripción : 24/11/2013
Edad : 21
Localización : Next to you (L)

Volver arriba Ir abajo

Re: Pugnamus alter ego

Mensaje por Invitado el Dom Ene 26, 2014 3:36 pm

La ciudad arqueológica de Sandsville City, un lugar misterioso y apartado de la sociedad en el que los pokémons de ciertos tipos, en especial de tipo tierra, vivían en armonía... Era un sitio perfecto para comenzar a investigar la naturaleza de estos tipos de pokémon. Después de conseguir hacerme con el puesto de líder lucha ya podía sentirme satisfecha. Había conseguido mi objetivo pero aún había mucho que hacer en la región de khannos, muchos lugares que inspeccionar y muchos pokémons que poder ver y... ¿que mejor lugar que una ciudad arqueológica de la antigüedad para comenzar a buscar?
La ciudad de Sandsville estaba bastante lejos de Kurozu city, que era el hogar del gimnasio de tipo lucha y mi actual residenia, así que tuve que salir bien preparada de aquel lugar, con todo tipo de provisiones para el viaje y para mis pokémons, los cuales guardé en su pokéball menos a Emboar, el cual siempre me acompañaba a pie en los viajes de este tipo y emprendimos el camino.
El camino se hizo mas ameno de lo que creí y no tardamos en llegar a Sandsville y atravesarla para llegar a aquella misteriosa y mágica ciudad. Desde lejos ya se podía ver y la verdad es que podría decirse que imponía respeto... pensar solo que esa ciudad había resistido durante un montón de años y ahora se había convertido en el habitat de los pokémons... Era fascinante.

Emboar y yo llegamos hasta un enorme portón que servía de entrada a aquella ciudad, la verdad es que había muchas puertas de acceso a la ciudad y nosotros, tuvimos que acabar en la única que estaba cerrada.*-Vaya, menuda suerte-Comenté sarcástica mientras me cruzaba de brazos. Emboar me miró y golpeó su pecho en un acto de "déjamelo a mi" y se acercó a la puerta con determinación.*- E-espera... ¿¡Que piensas hacer!?-Pregunté algo alterada sin darme tiempo a intentar detenerle. Emboar  se lanzó contra la puerta, rompiendola y echándola abajo. *-¡¿Q-que has hecho?!-Le dije de la misma forma que antes mientras observaba patidifusa como aquella puerta yacía rota en el suelo. Emboar me miró algo arrepentido, al fin y al cabo aunque fuera un Emboar seguía teniendo la mentalidad de cuando era un pequeño Tepig. *-En fin... da igual...-Dije mientras suspiraba a lo que Emboar me miró con una gran sonrisa.*-Pero adentrémonos antes de que alguien vea el destrozo.-Susurré y ambos nos introducimos en la ciudad.
Aquel sitio era alucinante y la estructura era aún mejor, en aquellos momentos agradecí traer una cámara digital para poder tomar fotos y grabar todo aquello que me parecía sospechoso o intrigante... pero hasta el momento solo había visto edificios y arena por todos lados... *-Creía que aquí vivían algunos pokémons salvaje de los que poder documentar pero no hay nada... parece una ciudad fantasma.-Comenté mientras me venía un poco abajo. Había recorido un largo camino para llegar hasta aquí y no había nada interesante. Fue entonces cuando escuché un ruido bastante extraño, como si algo estuviese rebotando en las paredes... y venía de arriba, como de un piso superior que había en aquella misma ciudad. *-Has odio eso?-Pregunté muy emocionada a lo que mi pokémon asintió con la cabeza. Ambos comenzamos a buscar unas escaleras que nos condujeran hasta aquellos ruidos, las cuales no tardamos en encontrar. A medida que subíamos los golpe se hacían mas fuertes y contundentes e incluso escuchaba la voz de varias personas... ya estabamos cerca.
Cuando subimos el último escalón no tardamos en ver a dos personas, un chico y una chica y a dos pokémons: Scizor y Gardevoir. *-Oh... no me digas que ellos hacían esos ruidos...-Dije algo deprimida. Si era verdad que ellos hacían los sonidos no tenía nada interesante que grabar y fotografiar de aquella ciudad perdida, solo a dos turistas que también venían a visitarla.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pugnamus alter ego

Mensaje por Eiwan Eathor el Mar Ene 28, 2014 3:24 pm

La puerta se abrió, creando una especie de agujero espacial. Me acerqué a la salida y pasé el brazo, pero no ocurrió nada. Era increible. Estaba ignorando completamente a Luxi y a la chica del pelo azul y ni siquiera me había percatado de que otra persona había llegado. Saqué el cuaderno y empecé a anotar, temiendo que aquel fenómeno desapareciera en cualquier momento. Volví a dentro, tomé mediciones... en fin. Es como si no existiese nada más en aquel lugar. Fue Kyra la que bufando por mi actitud traspasó el portal y le dio un pequeño mordisco a Luxi a modo de saludo, del mismo modo que echó humo por la nariz mientras miraba a Cutter, con una sonrisa maliciosa

(Hola "bichito". ¿Como estais tu y el humano robótico?)

Fue entonces cuando Kyra se fijó en la chica peliazul y el pelo se la erizó. No le gustaban nada las féminas de la raza humana. Enseñó un poco los dientes y empezó a olisquearla, ignorando por completo al Gardevoir. Cuando vio que no era peligrosa, le dio otro mordiquito como saludo y volvió tranquilamente al la zona en la que estaba

(Eiiiiwaaaaaan. Podrías saludaaaaaar)

Si, si Ky... hola Luxi y desconocida... es increíble. Es como si fuese materia "hex". Solo había sido encont-... ah, ¡Luxi! ¿que tal estás? Y saludos señorita, mi nombre es Eiwan

Al final reaccioné, pero no dejé de escribir mientras les dedicaba una sonrisa ambos. Fue cuando reparé en la tercera persona que estaba allí. Parecía haber llegado hacía nada. Tras cerciorarme de que aquel agujero no se cerraría, volví dentro y proseguí con mi trabajo. Dejé la gran mochila en el suelo y empecé  sacar de mi faltriquera cuadernos y tablas. Aquello era muy curioso

¿Que haceis por aquí? Luxi me lo imagino, pero vostras no teneis mucha pinta de estar acostumbradas a ambientes así... disculpad si me equivoco jajajaja

Seguía a lo mío mientras Kyra correteaba entre las tres personas, acercándose más a Luxi, pues era el único que conocía y que no era una mujer. Fue entonces cuando volví a escuchar esa voz. Esa voz tranquila, calmada... incluso seductora, pero era de hombre. Aún así me seguía dando muy mala espina aquello... muy mala espina

(Jejejeje... estoy aquí Eiwan. Oh vamos tio ¿no me ves? jejejeje estaás mas cegato de lo que creía)

Dime que has oido eso Kyra...

Me giré con los ojos muy abiertos hacia la campana y comencé a andar hacia ella. A medio camino, la campaná repicó. Sola. Nada la había golpeado. Tragué saliva y recorrí la distancia que faltaba y me puse a traducir las inscripciones que había en ella. Mientras, saqué a Navi para que me ayudara.

Navi, quiero un informe sobre este objeto

El Eevee miró la campana un momento y empezó a emitirme sus pensamientos

(Se trata de un elemento sagrado, con un aura que parece mística. No me atrevería a decir si malvada o benigna. El material no logro reconocerlo... es raro...

Lo que me faltaba... encima Navi, que nunca cerraba el pico, ahora no me daba demasiada información y no soltaba prenda... genial, simplemente genial

_________________

Spoiler:


Eiwan Eathor
Profesor

Profesor

Mensajes : 493
Fecha de inscripción : 27/11/2013
Edad : 22
Localización : En el Templo del Tiempo

Volver arriba Ir abajo

Re: Pugnamus alter ego

Mensaje por Invitado el Dom Feb 09, 2014 10:47 am

*Frente a los ojos de Luxi se alzaba algo que no creia posible. Un extraño agujero espacial. Era como un agujero en la pared pero los bordes temblaban ligeramente de manera hipnótica como si fuera la entrada a otra dimensión. Los ojos del joven se abrieron de par en par y se iluminaron mientras por su cabeza pasaba una enorme hilera de pensamientos referentes a las aplicaciones cientificas de los portales interdimensionales. Observó a Eiwan. Parecia que estaba bien por lo que le sonrió a Levy* -Bueno, parece que todo va bien... no esperaba encontrarlo aqui, venia simplemente a investigar un poco... pero... no esperaba nada como esto.- *Abrió los brazos como dandole importancia al agujero dimensional que tenian ante ellos.* -Es... increible.- *Se le iluminaban los ojos. Acarició un poco la cabeza de la pequeña Vulpix cuando se acercó y despues, ausente de todo lo que le rodeaba, se acercó al agujero para tocar los bordes un poco e ir investigando. En el fondo Eiwan y él eran iguales. Cutter suspiró pesadamente y se cruzó de brazos.* -Siempre igual... no esperes que nos preste atención hasta que no haya tomado suficientes datos...- *cutter lanzaba una mirada de odio a Gardevoir de vez en cuando por todo lo ocurrido en el pasado entre ellos.*

*Cutter se alejó un poco del Vulpix sin acercarse tampoco a Gardevoir* -Dejame escupefuego... no te acerques... Maldita sea, calor, sol, cosas de ciencia aburridas, un pokemon de fuego entrometido y una Gardevoir que se divierte molestandome. Que ganas tengo de volver a casa.- *Cutter se quedó refunfuñando al otro lado del pasillo a distancia prudencial de todos. Mientras tanto Luxicato seguia a lo suyo, intentando extraer una muestra de la pared sin mucho éxito. Cuando Eiwan le habló lo miró un poco.* -Oh, ya, hola Eiwan. Habia venido aqui a investigar un poco la tecnologia antigüa. No esperaba encontrarte por aqui a ti tambien. Es una grata casualidad. Y la chica del pelo azul se llama Levy, ha venido a ayudarme con la investigación pero parece que todo se ha vuelto mas interesante de pronto... y no se por que me da la sensación de que esto no ha sido cosa tuya.-

*Luxicato se rindió a intentar extraer una muestra de manera convencional. Se disponia a probar otro método cuando se fijó en que Eiwan se dirigia a la campana que habia en la sala. Antes de acercarse la campana sonó. Para Luxi eso era como un reclamo que tentaba a su curiosidad hasta límites insospechados. Tenia que acercarse y comprobar que era eso. Observó a Levy y los otros y luego el agujero. Podria ser peligroso. No sabian como se habia abierto y quizas podria volver a cerrarse.* -Levy, quedate aqui, podria ser peligroso. Si pasa algo y esto se cierra vete porque podria haber problemas. Cutter, quedate con ellas.- *Luxicato atravesó el agujero para ir con Eiwan siguiendo su curiosidad científica. Cutter por supuesto se quejó* -No pienso hacer de niñera de estas dos!- *Luxicato lo ignoró y se acercó hasta la campana. Allí se quedóo junto a Eiwan* -Vaya, vaya... se ha movido sola, eh...?- *Tocó un poco la campana con su mano metálica. Parecia ser de bronze o algo similar. Intentó extraer una muestra de un borde con su mano pero nada, era muchísimo mas dura de lo que parecia. Entonces de uno de sus dedos salió un laser cortador que tampoco consiguió hacer ni una muesca* -Pero que...? De que está hecho esto?-


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pugnamus alter ego

Mensaje por Levy McGarden el Lun Feb 17, 2014 12:19 pm

Puesto que Luxicato ingresó a la misteriosa entrada que había abierto sus puertas frente a las narices de todos los presentes, la coordinadora no fue menos aunque sin soltar la mano de su compañera. Desconocía los misterios que se encontrarían una vez que pasaran la frontera ¿Un mundo paralelo? ¿Una dimensión inexistente? Con lo que había sucedido, ya se creía casi cualquier cosa. Sin embargo, para ello estaba Gardevoir contemplando el otro lado de la compuerta. Se llegó a escuchar que nombraron algo referente a un agujero negro la mar de misterioso que efectivamente. Ahí estaba, rodeado por un marco de inscripciones extrañas - ¿Es él el amigo del que tanto hablas? Un pla... - no le tiempo si quiera a terminar el diálogo. Cuando fue a voltear hacia el chico, éste ya se encontraba al lado del mismo a inspeccionar aquel objeto paranoico. De todos modos, lo saludó con una mano dedicándole una sonrisa mientras el moreno introducía su persona y el motivo por el que vino a un lugar tan inhóspito como aquel. Las reliquias y demás cosas del pasado o misteriosos no era precisamente lo que más le llamaba la atención pero ver a ambos la mar de ilusionados, le hacía gracia y por nada se lo perdería.

Permaneció inmóvil tras dar un par de pasos hacia adelante, incrédula al vórtice oscuro que succionaba su cuerpo con una fuerza casi imperceptible de lo débil que era. En un principio, no suponía ninguna amenaza pero siguió asegurando las distancia dando vueltas a su alrededor con los brazos cruzados por detrás de su espalda a la vez que caminaba intrigada. Al acercarse el zorrito a los tobillos, la fémina se agachó hasta estar a la altura de sus ojos y sonreírle cálida - Aw ¡Qué monada! - dijo encantada por su aspecto inocente y lindo acariciándole la cabeza sin la intención de despeinar su hermoso cabello que terminaba en un  llamativo rulo. Las mordidas en su muñeca apenas ejerciendo fuerza hacía que la amara aún mas semejándose al comportamiento de un perro juguetón.

Mientras, Gardevoir no le quitaba el ojo de encima sin fiarse un pelo. En cualquier momento podría resultar herida y no deseaba que se lastimara por falta de atención suya. Además, la situación de ahora tan desconocida e incómoda no la ayudaba precisamente a conservar los nervios. Las quejas de Cutter hacia su persona y el calor solo servían para que su impaciencia creciera a paso gigantesco. Sin aguantar mas, terminó por reflejarse en su cabeza una vena estilo anime. En silencio, estiró una mano a posarla en el hombro del insecto y congelar esa parte enfriando su mano con una ejecución controlada de un Puño Hielo manteniendo el contacto directo con la palma de la misma. No andaba con juegos hoy, es mas, ni si quiera lo observó. Le daba el presentimiento que algo gordo se acercaba y por contener su seria expresión para no preocupar a nadie se quedó tal cual observando al vacío con el cejo fruncido - No molestes - fue lo único que dijo para luego, detener la habilidad y cruzarse de brazos. Lo que no se percató es que los brazos le temblaban, con los ojos aún admirando lo infinito. La energía que sentía era tan poderosa que hacía que su cuerpo se estremezca de temor ¿Qué rayos buscaba ese rubiales con tanto esmero?

El agujero de gusano seguía en su sitio y Luxicato se acercó a advertir a la coordinadora de que no los siguiera, podría ser peligroso, que se adelantaría con Eiwan para echarle un vistazo hasta donde conduciría. Al escucharlo, Levy estaba por quejarse anteponiendo una expresión de desconcierto y frustración pero se calló en el último segundo - ¡P-Pero..! - recordó el incidente en el bosque y no quería cometer el mismo error dos veces por lo que bajó la mirada y observó su puño como se cerraba rabiosa. Luego, suspiró y regresó a verlo directamente a los ojos - Esta bien... aunque si sucede algo, entraré digas lo que digas - tras quedarse a solas, las palabras de Scisor volvían a sacar de quicio a Cosmo hasta que terminó por estallar de furia incluso de pasar del comunicado mental y pasar a hablar en dialecto Pokémon por su propia boca - ¡Si tantas ganas tienes de irte con ellos, vete ya! No necesito ayuda de nadie para proteger a Levy - le dedicó una mirada de pocos amigos - Ella es mi entrenadora. No permitiré que le pase nada ¡Tengo capacidades para cuidar de ella veinte mil veces mejor que cualquiera de los presentes acá! - casi gritando, la chica se estremeció ante ese cambio tan radical en el comportamiento de su compañera y volteó a observarla un tanto aterrada sin querer muditar palabra alguna pero tenía que hacerlo - ¿C-Cosmo?

_________________

LEVY MCGARDEN:

GALERÍA:














Levy McGarden
Líder de Gimnasio

Líder de Gimnasio

Mensajes : 668
Fecha de inscripción : 24/11/2013
Edad : 21
Localización : Next to you (L)

Volver arriba Ir abajo

Re: Pugnamus alter ego

Mensaje por Eiwan Eathor el Mar Feb 25, 2014 4:27 pm

Mientras mi amigo Luxi trataba de averiguar de que estaba hecha aquella pequeña campana, yo decidí centrarme en las runas que estaban inscritas en ella y en el altar. Saqué mi libreta, me senté en el suelo y me puse a traducir como si fuera lo más normal del mundo, algo que para mi así era, pues estaba acostumbrado a hacerlo. Las runas eran las que solía encontrarme en todos los templos, menos una, la última de ellas, la cual no acababa de reconocer. Me sonaba muchísimo, pero no conseguía acordarme. Mientras pensaba y rebuscaba en mi memoria, la campana volvió a sonar. Sola... se acabó, me estaba poniendo de los nervios, además de la piel de gallina. Me levanté y me puse frente al objeto

Quien no arriesga, no gana ¿eh?

Esbocé media sonrisa y me dispuse a hacer un intercambio al mas puro estilo Indiana Jones. Con una piedra de igual tamaño y peso muy similar, me dispuse a agarrar la campa y colocar la susodicha piedra en su lugar. Lo hice en un abrir y cerrar de ojos, gracias a todo el entrenamiento, y cuando tuve la campana en la mano, pude notar que era increíblemente liviana. A su vez, cuando cogí la campana, noté que un gélido frío me recorría los dedos, la mano, el brazo y llegaba hasta mi pecho. Dejé caer la campana, la cual no hizo ningún ruido al caer, y se desvaneció como si nunca hubiese existido. Lo que estaba dentro de ese objeto, ahora estaba dentro de mi... y fue entonces cuando recordé lo que significaba aquella runa que no había reconocido: Vacío, agonía, oscuridad... Miré a Luxi, y con un a expresión mezcla entre una calma muy forzada, y el miedo contenido me dirigí a el

Sal de aquí Luxi, llévate a tu amiga y no mires atrás... ¡¡Que corras!!

El último grito hizo que aquello que había entrado en mi, despertara, y con un agudo dolor, empezó a salir de mi. Traté de ahogar un grito, pero fue en vano. De mi pecho salía una especie de niebla negra, y sentía como si me estuviese destrozando por dentro al salir. Aquella niebla se fue juntando para formar una figura humana, una figura que, bromas del destino, era yo. Frente a mi, que estaba de rodillas y con las lagrimas cayéndome, se alzaba un "Yo" mucho más imponente. De ropas negras, piel de un blanco mortecino, al igual que su pelo, y de ojos rojos como las llamas del averno. Tragué saliva y me le quedé mirando

No soy de agradecer a los que están "ahí arriba", pero bendita curiosidad humana. Esa gran cualidad vuestra, os acaba de llevar a la ruina jajaja... pero no quiero ser grosero. Os agradezco vuestra colaboración, Luxicato Volta, Levy McGarden y Eiwan Eathor... ahora, si no os importa, morid. Oh, tranquilos, será rápido e indoloro ¿que menos para aquellos que me acaban de liberar?

La voz de mi "Alter Ego" era como la mía. La única cosa que nos diferenciaba era que su tono era muy vanidoso y superior. Aquel ser, con un movimiento de sus dedos, hizo que Levy entrara en la habitación junto con su pokemon, y envió a Luxi contra la pared, pero a mi no me movió ¿por qué? no lo sabía y ahora daba igual, porqué al chascar los dedos, el agujero de gusano se cerró de golpe. Nuestra única vía de escape se acababa de esfumar ¿teníamos que luchar?. Me fijé en "Mi" y pude ver que llevaba una espada a la espalda, pero no lo que me dio miedo fue ver aquellas pokeball en su cintura. Tragué saliva y cerré mi mente tantísimo, que solo mis pokemon podrían entrar en ella. Así me evitaría mayores problemas. Traté de ponerme en pie, pero me fue imposible, y en vez de eso, me puse a toser, escupiendo un poco de sangre.

Prefiero hacer esto por las buenas... no me obliguéis a ser malo... JAJAJAJAJAJA

_________________

Spoiler:


Eiwan Eathor
Profesor

Profesor

Mensajes : 493
Fecha de inscripción : 27/11/2013
Edad : 22
Localización : En el Templo del Tiempo

Volver arriba Ir abajo

Re: Pugnamus alter ego

Mensaje por Invitado el Lun Mar 17, 2014 4:00 pm

*Luxicato se rindió en su vano intento de conseguir extraer una muestra de la campana y decidió no tocarla mas. Sin embargo despues de eso empezó a sonar por si sola. Eso era raro, demasiado raro incluso para la curiosidad de Luxicato* -N-no he sido yo...- *Observó la campana fijamente y vio lo que se disponia a hacer Eiwan. Se relajó un poco y su curiosidad volvió a superar cualquier otra sensación. Dio un par de pasos atrás por si acaso. Las reliquias solian tener trampas y era una buena idea cambiar el objeto por una piedra de tamaño similar para evitar problemas con placas de presión. Eiwan consiguió el objeto pero entonces algo raro le pasó y la dejó caer. La campana desapareció, se desvaneció. Vale, ya habian pasado demasiadas cosas raras, agarraria del brazo a Eiwan y lo sacaria de ahí quisiera o no.*

*Mientrastanto Cutter seguia quejandose. Era un quejica algunas veces y el calor de la zona no ayudaba. Cuando Gardevoir se acercó a él sospechó y cuando le puso la mano encima ni se dio cuenta porque seguia quejandose pero empezó a gritar cuando se le congeló esa parte y a decir que estaba demasiado frio. Estaba visiblemente enfadado. Despues de decir que no pensaba hacer de niñera de esas dos Cosmo, la Gardevoir de Levy explotó y empezó a decir todo aquello que no gustó nada a Cutter. El pokemon de acero estaba dispuesto a empezar a pelear pero entonces notó algo. Notó miedo. Sin decir ni una palabra entró rápidamente en la sala para ir con Luxicato.*

*Luxicato estaba asustado. Realmente asustado. Despues de que Eiwan le gritase para que se marchase una especie de niebla negra empezó a emerger de dentro de Eiwan y una figura extraña se formó ante el joven. Luxicato escuchó sus palabras aterrorizado por lo sucedido mientras Cutter iba hacia ellos a toda velocidad. Despues de que hablara el Eiwan oscuro Luxicato superó al miedo y se abalanzó para agarrar a Eiwan y sacarlo de ahí al mismo tiempo que Cutter llegaba a donde estaban.  Sin embargo no pudo conseguir su objetivo ya que fue empujado junto a su pokemon contra una pared al mismo tiempo que Levy y sus pokemon eran atraidos al interior de la sala. Estaban atrapados, tenian que luchar. Cutter se puso a la defensiva mientras Luxicato se levantaba del suelo* -Eiwan, tranquilo, te salvaremos... y Levy, quedate atrás.- *Miró fugazmente a la chica y se adelantó junto a su pokemon acercandose al Eiwan oscuro con toda la intención de luchar lo que fuera necesario*

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Pugnamus alter ego

Mensaje por Levy McGarden el Dom Mar 23, 2014 9:17 am

Decir que estaba hecha piedra era decir poco ¿Petrificada? Si, eso sonaba mejor. En la vida había presenciado un enfado mayor procedente de Cosmo como el que acababa de presenciar ahora por sus propios ojos. El entrecejo arrugado, aquella mirada que parecía pedir algo mas que pelea, en busca de sangre... para nada normal. Desde que ambas pusieron un pie en aquellas misteriosas ruinas, su compañera estaba inestable y mas sobreprotectora que lo que estaba acostumbrada cada día. Por desgracia suya, no se percató y acabó desbordando esa rabia contenida hasta ese mismo segundo, tanto que no le importó en lo mas mínimo gritarle a Cutter - ¿Por qué has dicho eso? - las breves palabras de la coordinadora fueron mas que suficientes para que Gardevoir recuperase la conciencia al voltear a verla y calmar su expresión de enojo - Perdón - dijo de inmediato con un rostro apenado pero ya no podía ocultar lo evidente - Estoy cansada - un pequeño silencio se formaron entre ambas. No se atrevía a alzar la voz y contradecirla porque tenía toda la razón - Harta de ser la única que no se entera de nada y parezca una estúpida ¿Qué rayos pasa en este lugar? - con todo su dolor, cerró el puño y clavando su vista al suelo. No quería hacerla preocupar y contárselo no es lo mas sensato - ¡Habla por favor!

Fue gritar y una inexplicable ráfaga de viento golpeó con fuerza a ambas. Tuvieron que cubrirse con los brazos y rápidamente girar a admirar el tenebroso vórtice negro. De forma inexplicable, las estaba atrayendo hacia su interior adquiriendo mayor intensidad por segundos. Oponerse era imposible - Levy, no te sueltes de mi - la tomó del brazo y la arrastró a situarla a su espalda - ¡Ah! - cerrar los párpados fue lo peor. Cuando los alzó, se encontraba en una habitación completamente diferente con Gardevoir en frente suya, si, pero una extraña campana que resonaba con gran volumen. No pudo evitarlo y comenzar a respirar de forma agitada. El aire lo percibía tenso al igual que la inesperada exclamación por parte de Eiwan. Para nada esperaba algo tan endemoniadamente fantástico ¿Acababa de ver volando por así decirlo a Luxicato a estamparse contra el muro? Iría a ayudarlo si no fuera que el miedo pasó a fijarle los hombros y los pies al suelo. La tétrica silueta de una persona extremandamente similar al rubio esbozaba una sonrisa sarcástica y sacada del infierno. Balbuceaba su muerte y la de los presentes con diversión ¿Acaso estaba existiendo todo esto? ¿No se trataba de ninguna broma pesada? - N-No puede ser... - desperdigaba pequeñas gotas de sudor frío, tragando a su vez saliva de forma violenta. Cosmo contenía las ganas de salir corriendo. La prioridad era la seguridad de su entrenadora pero una misteriosa campo de fuerza evitaba el poder teletransportarse. De seguro que si lo intentaba, acabaría siendo víctima del poder de las sombras porque ¿Qué otra cosa podía ser? Nunca en la vida había sido testigo de una fuerza mayor pero no solo eso. Rabia, ira, venganza, dolor... un montón de clases distintas de pensamientos le inundaban la cabeza en susurros - Morid, morid, morid - las piernas le temblaban pero la determinación no había quien se la quitase. Aún por la paradoja a la espera de ser resuelta, dio un paso al frente y optó una pose ofensiva a unirse en la causa de Eiwan y luxicato. Al escupir sangre, la peliazul tuvo que alzar las manos y taparse la boca. Le empezaba a entrar náuseas y su pálida expresión no había cambiado para nada - Como no salgamos de aquí, te perseguiré hasta el mismísimo infierno así que ya puedes ir pensando en algo. Te ayudaré en lo que haga falta - no sabía si el chico habría logrado captar su mensaje telepático pero por su decidida mirada, podía imaginárselo ¿No?

_________________

LEVY MCGARDEN:

GALERÍA:














Levy McGarden
Líder de Gimnasio

Líder de Gimnasio

Mensajes : 668
Fecha de inscripción : 24/11/2013
Edad : 21
Localización : Next to you (L)

Volver arriba Ir abajo

Re: Pugnamus alter ego

Mensaje por Eiwan Eathor el Vie Mar 28, 2014 1:22 pm

Aquello estaba ocurriendo. No era una pesadilla. El dolor que sentía me lo confirmaba. mi áletr ego estaba allí, tan campante, hablando como si nada. Decía que muriésemos... lo daba por sentado. No pude evitar soltar una risa, acompañado de una tos aparatosa. Aquel "tio" era tan idiota como yo. Bueno, eso era un punto a favor. Estaría confiado, así que podría acabar con el si problemas. Lancé un ataque psíquico, tratando de entrar en su mente para acabar con el desde dentro, pero me tope con un ataque por su parte, igual al que habia lanzado yo.

Aquí solo hay un Eiwan, y soy , yo... ¡¡Adelante Kyra!!

El Ninetales se lanzó al combate sin pensárselo dos veces, dispuesta a achicharrar a aquel "morenito", sin embargo, una versión malévola y siniestra de Kyra (LOL, ¿eso existe?) salió de una de las pokeball de mi otro yo. Lo que me temía desde un principio. Tenía los mismos pokemon que yo y, para más inri, parecía poder leer mis movimientos. Sin embargo, yo también leía los suyos, pues al fin y al cabo éramos el mismo. Mientras las dos Kyras se atacaban, me lancé a dar un puñetazo a "Dei", pero el hizo lo mismo. Ambos nos golpeamos. Luego una patada, mismo resultado. Solo podía vencerle, si este me vencia a mi. Era extraño

¿Pasa algo, rubito? No te esfuerces, no soy rival para ti. Por cierto, tus pokemon me gustan...

Saqué a todos mis pokemon, y el a los suyos... bueno, a los míos en versión sombra y ambos comenzaron a combatir entre ellos. Aquella acción hacía que el combate ahora se centrara en nosotros. Con un nuevo chasquido de dedos, el Gardevoir de la chica peliazul salió por los aires, del mismo modo que el veloz cutter. Seguidamente, un golpe que ni vi venir, me hizo acabar al lado de Luxi, con la espalda apoyada en la pared

Cof, cof, cof... de cierto modo, me cae bien esa criatura. Es tan buena como yo...

Esbocé un sonrisa sarcástica y me puse en pie con bastantes problemas. Era verdad que aquel ser era más fuerte que nosotros, pero teníamos la ventaja del número. Podíamos ganar, eso sin duda. Escupí al suelo, limpiándome la boca con la sangre que me quedaba, me puse de rodillas, recité unas palabras en arcano, solo para que las escuchara mi yo oscuro. Sabía que ni Luxi ni Levy las entenderían

Vaal nidhörh, tain lar thak nu´hul

Sonreí de manera siniestra mientras veía como sus ojos rojos se entrecerraban y su sonrisa prepotente desaparecía. Había dado en el clavo. Acababa de descubrir como vencerle. Ahora solo teníamos que darle una buena tunda para que estuviese débil y no se resistiese a mi. Y para ello solo había una manera de conseguirlo, le dediqué una mirada a Luxi y otra a Levy.

Quien no arriesga.... ¡¡Adelanteeeeee!!

Vociferando como un auténtico loco, me lancé a la carga a por mi objetivo. Esperaba que Levy y Luxi me cubriesen al menos... o que se lanzaran conmigo, pero eso era mejor que no. Suficientemente mal iba a acabar yo

_________________

Spoiler:


Eiwan Eathor
Profesor

Profesor

Mensajes : 493
Fecha de inscripción : 27/11/2013
Edad : 22
Localización : En el Templo del Tiempo

Volver arriba Ir abajo

Re: Pugnamus alter ego

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 3:46 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.